Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Macri se tomó 130 días desde que es presidente, pero dijo que no entiende las críticas a sus vacaciones

El jefe de Estado habló desde Villa La Angostura, donde está desde el 22 de diciembre y se quedará hasta el 14 de enero. A pesar de que se tomó un promedio de 40 días al año, más que cualquier trabajador, y en medio del aumento de la pobreza, el líder PRO dijo no comprender «las críticas» por sus extensos descansos. «No me puedo desenchufar», argumentó.

A pesar de haberse tomado aproximadamente 130 días de descanso desde que asumió la Presidencia de la Nación el 10 de diciembre de 2015 y de que, este año en plena crisis económica y social, se encuentra en Villa La Angostura desde el 22 de diciembre y hasta el 14 de enero, Mauricio Macri aseguró que no entiende «las críticas» por sus extensas vacaciones y lo justificó diciendo que no se puede «desenchufar» y que «éste trabajo es tal vez el más intenso» que tuvo «en la vida».

«No entiendo las críticas de que tomé vacaciones; uno tiene que tener un espacio de tranquilidad y reflexión para recuperar energías», afirmó el mandatario en diálogo con la radio LU5 600 AM, de la ciudad de Neuquén, medio con el que habló, justamente, desde el country Cumelén.

No conforme, el líder PRO señaló que de todas formas puede desempeñar su rol desde allí, mientras las variables económicas y sociales de la Argentina no paran de deteriorarse: «Estando acá (por Villa La Angostura) trabajo. No me puedo desenchufar, estamos todo el día conectados».

«Este trabajo es tal vez el más intenso que he tenido en mi vida. Y aún estando acá diría yo que trabajo todos los días, porque uno como Presidente es mentira que se puede desenchufar. Uno siempre está en contacto con presidentes de otros países, dando entrevistas para llevar un mensaje, inaugurando cosas… Estamos todos el dia conectados pero hacerlo desde acá durante un tiempo me permite reflexionar de otra manera», agregó el jefe de Estado.

Mediante su costumbre de tomarse al menos tres semanas durante el verano más los constantes descansos que dispone a lo largo del año, Macri alcanzó la nada despreciable suma de 130 días vacacionales desde que llegó a Casa Rosada. Con este número, tiene un promedio de 40 días anuales, superior al de cualquier trabajador argentino.

1 Comentario

    • Ramon Ponce
      5 enero, 2019

      Yo presidente viviría de vacaciones , para eso hay ministros que ejecutarían mis órdenes, de todos modos estando acá o allá seguiría siendo el presidente …. jajaja

      Reply

Deja un Comentario