Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Macri escribió un texto por fin de año desde sus vacaciones en la Patagonia

El Presidente repitió su discurso de las “tormentas” que afectaron a la economía y quiso describir lo que hubiera pasado sin la victoria de Cambiemos. Terminó planteando un escenario muy similar a este diciembre de 2018: “Fábricas sin energía para producir, familias resignadas a pasar semanas enteras sin luz en verano, jueces que fallan según sus propios intereses y periodistas perseguidos por dar su opinión”, enumeró.

Mientras descansa en Villa La Angostura, lugar al que llegó el 22 de diciembre y donde permanecerá para unas largas vacaciones hasta el 10 de enero, el presidente Mauricio Macri publicó en algunos medios una nota a modo de balance de un año caracterizado por la caída de la actividad económica, la devaluación y una alta inflación.

Macri abrió su texto con una confusa definición sobre la toma de decisiones al afirmar que “la vida es una toma de decisiones constante”, que “decidir no siempre es fácil” y que “implica elegir una alternativa y renunciar a otra u otras de antemano, sin saber cómo podrían resultar”. “Porque no existe forma de adelantarse para ver cómo nos iría de haber optado por otro camino”, abundó.

Luego describió un panorama que bien podría caberle al diciembre de este 2018 bajo su gestión, al sostener que si no gobernara Cambiemso podríamos “encontrarnos, en unos años, con fábricas sin energía para producir, familias resignadas a pasar semanas enteras sin luz en verano, góndolas vacías de mercaderías, dirigentes corruptos preocupados por su propio bolsillo, jueces que fallan según sus propios intereses y periodistas perseguidos por dar su opinión”.

El balance del Presidente incluyó clásicos pasajes del libreto de su asesor estrella, el ecuatoriano Jaime Durán Barba, al afirmar que “los argentinos elegimos el camino más extenso: el del esfuerzo, la verdad, el largo plazo, la construcción conjunta” y que “estamos afrontando la enorme tarea de dar vuelta 70 años de vivir buscando el atajo”.

Macri también se ufanó de supuestamente combatir la corrupción y planteó: “Estamos construyendo un Estado que rinde cuentas y combate la corrupción en una lucha constante, porque la impunidad se está acabando en la Argentina. Todos tienen que ir frente a la Justicia y rendir cuentas, desde la familia del Presidente hasta todos los que están en el poder, y no sólo de la política: también el empresariado, el sindicalismo, los jueces, todos”.

Dedicó un párrafo al “rol de la mujer”, que, dijo, “está tomando el lugar protagónico que necesitamos como sociedad”. “Casi dos millones de personas vieron, solo en el canal digital del Senado, el debate por la interrupción voluntaria del embarazo. Por primera vez en nuestra historia estamos discutiendo cosas que dábamos por sentado ante una sociedad que está cambiando y que exige una conversación seria permanentemente”, recordó Macri sobre el debate por el aborto legal al que dio luz verde en el Congreso para luego correrse de la escena y no impulsar su aprobación.

Por último, sostuvo que se pasó de ser una de las economías más cerradas del mundo a tener “un Estado que entiende que una integración inteligente al mundo es fundamental para el desarrollo de su gente”. En esa línea repitió una vez más que durante la cumbre del G20 en Buenos Aires recibió el respaldo de distintos líderes mundiales.

“Éstos son algunos de los pasos que dimos a lo largo de este año, a pesar de un contexto complejo como pocas veces nos tocó vivir: la peor sequía en los últimos 50 años, la devaluación, la inflación y el aumento de la pobreza que habíamos empezado a reducir”, insistió al sacar a relucir el ya conocido discurso de las “tormentas” vividas por la economía argentina, antes de desear un feliz 2019 y cerrar con un “¡Vamos Argentina!”.

Dejar un comentario