Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El hombre que secuestró a Kimey será acusado de «rapto y abuso sexual con acceso carnal agravado»

Horacio Armando Soto, el hombre que mantuvo cautivo a Kimey (3) durante más de un día en una casa de San Francisco Solano, será indagado por el delito de «rapto y abuso sexual con acceso carnal agravado» después de que los médicos descubrieron que el menor  presentaba lesiones compatibles con una violación, confirmó el fiscal Alejandro Ruggeri, titular de la UFI 8 de Quilmes (especializada en delitos sexuales) que es la que tiene a su cargo el caso desde hoy.

El Juzgado de Garantías 2 de Quilmes, a cargo del magistrado Martín Nolfi, avaló la acusación tras los nuevos elementos aportados a la causa y Soto permanecerá detenido. De acuerdo con el comunicado de la Fiscalía, la indagatoria se llevará a cabo durante el día.

Ariel Rivas, titular de la UFI 1 del mismo Departamento Judicial, había quedado al frente del expediente después de que la mamá del nene, Giuliana Coronel, hiciera la denuncia por la desaparición. Sin embargo, a partir del hallazgo de Kimey y los exámenes médicos que corroboraron la violación, la fiscalía que dirige Ruggeri solicitó que el expediente le fuera girado a su unidad para continuar con la investigación.

Fuentes policiales confirmaron también que el menor de 16 años que, según los datos aportados Coronel, era quien cuidaba Kimey en el momento de su desaparición, será indagado en calidad de testigo. Al nene, en tanto, no se lo pudo someter todavía a la cámara Gesell para la entrevista psicológica.

Dentro de los antecedentes que tiene Soto, estuvo implicado en una causa que se tramitó en el Juzgado N° 4 en lo Criminal y Correcional que data del año 2010 y por la que tuvo que prestar declaración indagatoria. Además, en el año 2013 se le habían labrado contravenciones por ebriedad y alterar el orden público, en las que intervino el Juzgado de Paz de Almirante Brown.

El fin de la búsqueda y más datos del acusado

El pequeño de tres años, según habían dicho fuentes policiales, fue encontrado ayer hacia las 15 a diez cuadras de su casa en el inmueble de Soto. Fue después de que dos vecinos, que identificaron al hombre por la televisión, irrumpieron en el lugar y rescataron al menor.

De acuerdo con testigos, el acusado es un changarín de 38 años que se dedicaba también a hacer trabajos de pintura y se desempeñaba como fileteador. En un registro visual que pudo hacer este medio de la casa de Soto, en el interior había un comedor con algunos alimentos sobre la mesa y un dormitorio con una sola cama y un baño.

Asimismo, trascendió que el acusado tenía muy mala relación con sus vecinos y vivía solo. Es oriundo del barrio Draimar, también en Solano, y fue empleado de empresas de seguridad hasta 2010.

Deja un Comentario