Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Sospechan que estatuas del Museo de Victoria habrían sido robadas del Palacio de San José

Autoridades del Muso de Victoria coincidieron en asegurar que las esculturas son patrimonio de la Ciudad de las Siete Colinas; fue durante una presentación que dieron en Concepción del Uruguay.

Todavía está sin solución el conflicto que se generó tras el secuestro de las dos esculturas del museo «Carlos Anadon» de la ciudad de Victoria, sobre las que la Justicia Federal, a raíz del informe de Interpol, sospecha que serían las sustraídas en el año 1991 del Palacio de San José, que formaban parte de un conjunto de cuatro obras que representaban a los continentes Asia, América, Europa y África.

Como se recordará, una denuncia anónima generó las sospechas de que las imágenes representativas de los continentes Asia y América, eran las sustraídas y fue la fiscal Federal, doctora Josefina Minatta, la que dispuso el secuestro ante el informe recibido de quienes son los auxiliares de Justicia.

Esto movilizó a las autoridades de Victoria y a la misma comunidad, que continúan reclamando y aseguran que no son las robadas y que estas son patrimonio de esa ciudad.

En ese marco, este viernes llegaron a Concepción del Uruguay, el director de Cultura de Victoria, Luis María Andrade y el coordinador de Cultura a cargo del Museo Municipal, Claudio González, quienes realizaron una conferencia de prensa acompañados por el arquitecto Carlos Canavesi.

Todos coincidieron en asegurar que estas esculturas son patrimonio de la Ciudad de las Siete Colinas, y señalaron que hay numerosas imágenes similares en otras partes del mundo como, señalando incluso que hubo cuatro esculturas de estas en el acceso a Santa Candida, todas realizadas de manera artesanal e individualmente, por lo que cada una tiene sus características particulares.

Para lograr confirmar el origen de ambas estatuas es necesaria la intervención de peritos solicitados por la Justicia Federal, los que una vez autorizados, deberán determinar la fecha para proceder a realizar su trabajo específico.

Los funcionarios de Victoria, destacaron su respeto a la Justicia y saben que los plazos muchas veces son largos, pero confían que en que esto sea aclarado.

También señalaron que se cuenta con una considerable cantidad de información para sostener su postura, por lo que llegaron a Concepción del Uruguay para presentar ante la Justicia un petitorio con miles de firmas de los vecinos de esa ciudad que desean brindar sus testimonios.

Quien fue claro al respecto fue el arquitecto Canavesi, quien dijo haber estado en Victoria en el año 1987, donde pudo observar a las estatuas en el Museo Carlos Anadón y de haber sido quien realizó la denuncia en Gendarmería Nacional en 1991, tras el robo de las piezas en el Palacio San José.

«Tengo la total y absoluta convicción de que esta estatuas son desde siempre patrimonio del Museo Anadón y no se trata de la robadas en el Palacio. No tengo pruebas concretas para presentar, pero si poseo una larga historia que abala lo que digo. En 1987, cuatro años antes del robo en el Palacio, yo era delegado en la Provincia de la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos. En 1987 se decidió hacer un curso taller para los delegados de la Región Litoral, sobre el inventario del patrimonio arquitectónico y se concretó en Victoria, donde estuvimos 4 días, compartiendo con importantes profesionales. Fue en esa oportunidad que nos dividimos para los trabajos prácticos y en mi caso me tocó el Museo Anadón y fue allí que vi con sorpresa que estaban las mismas estatuas de los cuatro continentes como en el Palacio San José. Eran iguales ya que a comienzos del siglo 19 eran realizadas muy comúnmente por diferentes artistas. Cuatro años después, durante una noche de tormenta, entró un vehículo y así sustrajeron las dos estatuas del Palacio y fui yo quien denuncié el hecho al ser alertado por la Comisión del Palacio, desde ese momento, nunca más tuvimos novedades», contó el arquitecto.

Por otra parte, sospechan que detrás de esta desaparición en el año 1991 pueden estar bandas dedicadas al robo de antigüedades, un mercado no muy grande, ya que los compradores no son muchos y no dudan que podría estar relacionado a un caso ocurrido en Chile, cuando se descubrieron varias esculturas sustraídas en año 2003, oportunidad en la cual también se llevaron algunos elementos en Victoria.

Por eso coincidieron en señalar que el hecho no es menor y aseguran que entre las cosas encontradas, habría efectos que al menos son parecidos a los robados, por lo que ameritaría investigar esto, ya que podría dar luz a la investigación que lleva adelante la fiscal Minatta.

«Confiamos en la Justicia y creemos que el perito determinará que esas esculturas no son las del Palacio San José, por lo que necesariamente volverán a Victoria», finalizaron los funcionarios.

Deja un Comentario