Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Cristina Kirchner tras su procesamiento: “A pedido y a medida de Macri”

“¿Dónde se escribirán las sentencias?”, lanzó la ex presidenta Cristina Kirchner a través de su cuenta de Twitter al pedir a quienes la siguen en las redes que lean la columna del periodista Marcelo Bonelli publicada hace una semana en Clarín. En esa columna, Bonelli adelantaba que la Cámara Federal ratificaría el procesamiento de la ex mandataria en la causa por la fotocopias de los cuadernos como parte de una “asociación ilícita”, de la que se excluiría a los empresarios. “Todo a pedido y a medida de Macri, Cambiemos, Clarín y sobre todo: el desastre de la economía. Partido Judicial a la carta”, sentencia Cristina.

En la columna del jueves pasado, Bonelli describía el enojo de los empresarios con la Casa Rosada por su rol pasivo frente a los procesamientos de las familias empresariales más influyentes del país en medio de una crisis económica, que hizo desvalorizar los activos de esas firmas, pero indicaba que había un mensaje esperanzador desde el Ejecutivo para esos grupos de poder: “Va a haber un fallo satisfactorio”.

“Una semana después, esa Cámara Federal hizo exactamente lo que publicó Clarín: dijo que soy la jefa de una asociación ilícita (una más y van) y dejó afuera a los empresarios”, destacó la senadora por Unidad Ciudadana, a quien la Cámara Federal también le ratificó el pedido de prisión preventiva, que anticipa un nuevo pedido de desafuero por parte del juez federal Claudio Bonadio.

La Cámara de Apelaciones confirmó también las imputaciones contra el ex ministro de Planificación Julio De Vido y los ex funcionarios Roberto Baratta, Nelson Lazarte, Rafael Llorens, Hernán Gómez, José María Olazagasti, Ezequiel García, José López y Walter Fagyas.

Pero al momento de revisar las acusaciones por “asociación ilícita” de los empresarios, que aparecen mencionados en las fotocopias de los cuadernos del ex chofer Oscar Centeno, se les dictó la falta de mérito como miembros de la “asociación ilícita” y fueron acusados por “cohecho”, un delito menor y excarcelable, que replica la estrategia judicial presentada por el primo hermano del presidente Ángelo Calcaterra.

Solo dos empresarios también fueron señalados bajo esa figura penal: Carlos Wagner, ex titular de la Cámara Argentina de la Construcción, y Gerardo Ferreyra, de Electroingeniería, a quienes mantuvieron bajo esa condición por su cercanía a la anterior gestión.

Dejar un comentario