Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Esta noche se lleva a cabo el 31er. acto de los San Antonio de Padua

Se lleva a cabo la 31ª Edición Entrega de Premios San Antonio de Padua. El acto se realiza en el Centro de Convenciones, desde las 21.30 horas, en la gran noche del deporte de nuestra ciudad, donde confluirán la admiración, la emoción y el aplauso.

Una noche más, ya la número 31. Un acto más. También hay que hacer más lugar para las emociones. Se lleva a cabo hoy el acto de Entrega de los Premios San Antonio de Padua, en la gran noche del deporte de nuestra ciudad, la que cierra el año deportivo y la que corona el esfuerzo, la dedicación, la perseverancia, el profesionalismo, los logros, y tantas cosas más de nuestros deportistas, quienes nos enorgullecen año a año.

Hay “figuritas repetidas”, pero no lo decimos en forma despectiva, sino para graficar la realidad de algunos que vuelven a ganar un premio y son reincidentes en hacer las cosas realmente bien y cumplir objetivos. Hay debutantes increíbles, como el caso de Mateo Orlandini quien nunca ganó un San Antonio de Padua y es una gran figura del deporte combinado de nuestra ciudad, y lo gana ahora, a una entrada edad que anda por los 40, pero con logros realmente importantes que son un ejemplo.

Y también hay deportistas muy jóvenes que todavía tienen mucho por recorrer y quizá el destino los vuelva a cruzar con uno o más premios como este. Ayer dijimos que eran 5 los que reciben doble premio, pero andamos flojos en matemáticas y en observación porque son 6 los que recibirán “doble”. Son Valentina Tomba (Natación), Camila Godoy (Hockey Patín), Camila Sensever (Hipismo), Alejandro Zanuttini (Taekwondo), Tomás Tisocco (Tiro con Arco) y Santiago Mayol (Gimnasia), y seguro que también se llevarán doble aplauso por ser grandes figuras con tanta juventud.

Esto es un detalle, sin querer desmerecer a quienes ganan un solo premio, pero es obvio que el que gana dos siempre resalta como ya ocurrido en todas las ediciones. Y nunca desmerecemos a nadie, y mucho menos a quienes quedan “afuera” de la entrega de premio, porque sabemos que hay muchos también merecedores de semejante halago. Los que quizá si no existieran o hicieran lo que han hecho, sería imposible tener a quienes reciben sobre el escenario.

Porque hay muy buena competencia interna y de ahí surgen las participaciones en los campeonatos. Hay mucho trabajo para los entrenadores, porque hay excelentes deportistas y todos merecen su oportunidad de competir, de tratar de ir cumpliendo objetivos en ese rubro, como por ejemplo llegar a ansiados títulos, a superar marcas, a superarse a sí mismos.

Entonces, sin duda que Concordia tiene ejemplos, tiene un deporte fuerte, que crece y se desarrolla a diario de manera notable, como también va apareciendo infraestructura y elementos para trabajar mejor.

La gestión del Intendente Enrique Cresto (que hoy hará el discurso de apertura) apunta y apuntará siempre a vigorizar al deporte, y de a poco, y cuando se puede, va generando cosas y hechos para que todos puedan mejorar y entrenar mejor, prepararse para cumplir sueños que también muchas veces son sueños postergados.

Pero, créanos, desde nuestra parte, del Periodismo Deportivo, cada año es más cerrado y difícil elegir a quienes reciben este premio. En varios casos, es cierto, es fácil, porque tenemos a mano el currículum del año del deportista y muchas veces aparece la palabra “campeón” o “campeona” y se torna indisimulable no volcarse por tantos logros, que por otra parte no tienen parangón.

Hay pequeños “monstruos” del deporte, no solo un tanto desconocidos para algunos, sino también de los que la gente ya los conoce de gestas importantes, como por caso Federico Bruno y Leandro Blanc, quienes llegaron a competir en Juegos Olímpicos, nada menos, lo máximo a lo que aspira todo deportista.

Detrás de cada hombre o mujer hay una vida, detrás de cada deportista hay historias y vale la pena conocerlas, aunque sea en una sinopsis que hoy van a entregar los conductores de la entrega, que nuevamente serán Luis Merini y Edgardo Perafán. Allí verán que hay historia hermosa para contar, que hay logros que merecen trascender y deportistas a quien aplaudir más merecidamente aún.

Por supuesto que como es un acontecimiento familiar, estarán a la orden del día algunas lágrimas de pura emoción, pero está absolutamente permitido. Es más, es un acontecimiento poco menos que pensado para que se sucedan las emociones y sean volcadas en forma espontánea.

Esas lágrimas se “confundirán” en las de aquella persona, de aquella otra, de aquella otra de más allá y así sucesivamente. Porque es lógico y justo que suceda. Entonces hay que ir abierto a esas circunstancias.

Es la 31ª Edición de los Premios San Antonio de Padua, acto que comenzara en el 88 y que tomara para sí la música de los Juegos de Seúl del mismo año, identificándose también con esa canción que oficia de apertura. Un acto que es siempre igual, pero muy distinto a la vez. No solo por los deportistas, sino por esas emociones que siempre se renuevan. Los esperamos a todos.

1 Comment

    • nutricionista deportivo Alcobendas
      14 marzo, 2019

      Yo no estoy en linea con lo aqui comentado, pienso sinceramente que hay muchos factores que no han podido ser tomados en cuenta. Pero valoro mucho vuestra exposicion, es un buen post.
      Saludos

      Reply

Dejar un comentario