Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Pasando el puente Alvear le salieron dos malvivientes, la voltearon de la moto para robarle y escaparon por el monte

Una mujer que circulaba en su motocicleta ayer por Avenida Pte. Perón, apenas pasando el Puente Alvear alrededor de las 08:30 de la mañana, en dirección a la ciudad de Concordia, fue interceptada por dos malvivientes que le salieron de abajo del camino, uno de ellos armado, se le cruzaron adelante, la tiraron al suelo, forcejearon y le robaron el bolso.

El hecho fue observado por un motociclista que venía detrás de la mujer, comenzó a gritarles pero las pirañas una vez que le sacaron las pertenencias a la joven, escaparon por el monte y aunque arriesgando su vida el comedido vecino los corrió pero nada pudo hacer.

En diálogo con cronistas de EL SOL, el señor Miguel Pérez el vecino que oportunamente cruzaba por el lugar del hecho comentó que “yo venía a eso de las ocho y media de la mañana de trabajar, venía por la entrada a Concordia y pasando el Puente Alvear veo a dos sujetos que salen de la bajada al costado del camino del lado del arroyo, subieron corriendo dos pirañas y empujaron a una chica que iba delante mío en moto y la hicieron caer para robarle”.

“Esto pasó un poquito más atrás de la cancha de Colegiales -puntualizó- le salieron de abajo dos sujetos y la empujaron a la chica, uno de ellos estaba armado, yo la verdad es que no se si le querían robar la moto o qué pero lo que vi es que le sacaron el bolso y salieron corriendo para el otro lado como quien va para el lado del barrio Sapito, yo me bajé y los corrí por adentro del monte pero no me quise arriesgar más porque los tipos estaban armados pero sí salieron corriendo para ese lado, se ve que eran de por ahí nomas porque conocían bien el camino”, aseguró Miguel.

Pérez recordó que “cuando estaba en el monte se me perdieron, yo miré para la ruta y ya había parada un montón de gente que según me dijeron habían llamado a la policía pero hasta que yo estuve ahí nunca llegó el patrullero, tal vez apareció después porque yo me tenía que ir a comprar unos repuestos para mi auto y cuando pasé a la vuelta ya no quedaba nadie”, mencionó.

“Lo que me acuerdo -dijo- es que la chica estaba golpeada y shockeada por lo que le había pasado, la mujer lloraba y llamaba al marido, justo un camionero que había parado le pidió el número para llamarlo y del teléfono de él lo llamaron -comentó y advirtió que- es muy común ese tipo de hechos delictivos en esa zona, pasar por ahí es una verdadera lotería porque es muy peligroso ahí no hay nadie, tendría que vigilar más la policía de mañana temprano y sobre todo a la tardecita que andan tipos al costado del camino mirando porque salen de ahí atrás y uno no sabe con qué intenciones ni sabe quiénes son, aparte por ahí pasa mucha gente que viene a laburar a Concordia, o a estudiar a Villa Adela pero no tienen ninguna seguridad ni nada”, rezongó Pérez.

Deja un Comentario