Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Cuatro grandes de todas las épocas

OLD MAN (1)

Old Man nació en 1901, era hijo del semantal británico Orbit y de la yegua francesa Moissonneuse, hija del semental francés Dollar. Corrió 19 veces, con 18 victorias y una derrota. En dos oportunidades hizo walk-over, es decir, ningún rival se atrevió a competir con él.

En su registro figuran dos Gran Premio Carlos Pellegrini, en 1904 y 1905; el Gran Premio Jockey Club de 1904; el Concurso de Potrillos de 1904; y el Gran Premio Nacional de 1904, y se coronó ganador de la Cuádruple Corona de hípica argentina de ese año. Como semental, fue padre de grandes ejemplares de la hípica argentina, entre quienes se cuenta Botafogo, ganador de la Cuádruple Corona en 1917.

En 1912 encabezó la estadística mundial de sementales, publicada por la Bloodstock Breeders´Review. En su honor, actualmente el Hipódormo de Palermo disputa cada año el Clásico Old Man (Grupo III), reservado para potrillos, sobre una distancia de 1.400 metros.

YATASTO (4)

Yatasto nació en 1948, hijo del padrillo británico Selim Hassan y de la yegua argentina Yucca, hija de otro grande, Congreve. En 1951 se consagró ganador de la Cuádruple Corona, al vencer en el Gran Premio Carlos Pellegrini, el Gran Premio Polla de Potrillos, el Gran Premio Jockey Club y el Gran Premio Nacional. Ha sido considerado como uno de los mejores caballos de la historia de la hípica de la argentina. El Hipódromo de La Plata corre el Clásico Especial Yatasto se ha corrido en el Hipódromo de San Isidro, y sobre distancias de 1.600 y 1.200 metros.

FORLI (2)

Este hijo de Aristophanes (Hyperion) y Trevisa (Advocate) nació el 10 de agosto de 1963 en el Haras Ojo de Agua y es considerado uno de los más grandes ejemplares argentinos de todos los tiempos. En 1966 obtuvo la Cuádruple Corona. Se impuso en tiempo récord para la milla (1m33s2/5), en el Gran Premio Polla de Potrillos (GI- 1600m) y se adjudicó consecutivamente los grandes premios Jockey Club (GI-2.00m), Nacional (GI-2500m) e Internacional Carlos Pellegrini (GI-3.000m), hazaña que solo otros diez ejemplares consiguieron en la historia.

En la Argentina fue entrenado por el recordado Juan Lapistoy. Fue vendido a EEUU en 750.000 dólares.  Ahí ganó dos veces más, incluso en el Coronado Stakes, y llegó segundo en el Citation Handicap, lesionándose y siendo destinado definitivamente como semental, dando a Forego, tres veces Caballo del Año. Es considerado uno de los diez mejores padrillos que han actuado en Estados Unidos en los últimos años. el Hipódromo de San Isidro modificó la denominación del ex Clásico Capital (GII-16.00m) por la de Clásico Forli.

INVASOR (3)

Se llamaba Quiet Style, y era un potrillito como cualquier otro. No tenía, a simple vista, nada que pudiera distinguirlo del común de los caballos pura sangre argentinos. Como no era un animal sobresaliente ni espectacular, su precio fue realmente bajo. Sus nuevos dueños lo llevaron a Montevideo y, como no respondía bien a los primeros exámenes de salud, tuvo que ser operado de una rodilla. A partir de ahí decidieron que había que darle un nuevo nombre: Invasor. Algunos dicen que este nombre se debe a que era “un extranjero en tierra charrúa”.

Comenzó compitiendo en la capital uruguaya y su carrera creció vertiginosamente: ganó todo lo que corrió en ese país, incluidos los grandes premios que conforman la Triple Corona. Su crecimiento se hizo conocer en el mundo. El príncipe Hamdan bin Rashid Al Maktoum, ministro de Finanzas de los Emiratos Árabes Unidos, se enamoró de él. Con una tentadora cifra difícil de rechazar, la pareja uruguaya lo vendió y el caballo viajó a Dubai para correr otros torneos. Su punto más alto lo logró cuando se quedó con el triunfo en Breeders Cup, uno de los torneos más prestigiosos del mundo.

                                                                                                                                                    Por: Gustavo Rapetti/gustavorapetticoncordia@hotmail.com

Dejar un comentario