Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Narcomenudeo y libertad para los imputados

La sociedad hace catarsis en las redes sociales y utiliza nuestras páginas para expresar su bronca queja o indignación, ponen en la mira a la justicia local, a los jueces de garantías que liberan o brindan beneficios domiciliarios a quienes son imputados de delitos tan graves como la venta de droga. De los últimos procedimientos antidrogas realizados en la ciudad la mayoría de los imputados están en libertad y continúan ejerciendo dicha actividad impunemente.

Para entender un tema tan complejo como la ley de narcomenudeo implementada en el mes de mayo, se puede decir que el último eslabón de la cadena del narcotráfico quedó en manos de la justicia provincial y de la policía de Entre Ríos, mientras que en los juzgados federales abordan únicamente las investigaciones y causas con el comercio de droga a gran escala. Es decir que el que vende droga en dosis fraccionada directamente quedó bajo la órbita local. Las acciones judiciales son como con en cualquier otro delito y las ventas al menudeo de droga se investigan y se trabajan como en un delito común.

En su aplicación la investigación penal preparatoria, es la etapa más importante de todo el proceso judicial. Es en esa instancia donde se producen las pruebas acusatorias y en el caso en que no se realice un buen trabajo se caerá la acusación y consecuentemente el imputado será liberado por falta de pruebas, cosa que ocurre muy a menudo, vale decir que de los últimos cuatro procedimientos todos los imputados están en libertad y aquellos que lograron una preventiva con arresto domiciliario continúan vendiendo droga.

Los acusados cuando la policía llega a su domicilio y les encuentra droga en el transcurso del allanamiento reconocen que están vendiendo droga y que como se dice en la jerga, “perdieron” los agarraron con las manos en la masa, pero luego cuando llegan ante el juez de garantías y logran la libertad, salen más envalentonados y fortalecidos, le ganaron a la ley y al sistema, se retiran de los tribunales insultando a todo el mundo como recientemente dos mujeres de diferentes procedimientos que fueron liberadas por los jueces de garantías, después de no encontrar suficientes pruebas. Mientras se retiraron de la sala se acordaron de todos los parientes de policías y fiscales y volvieron a ejercer lo que hacían.

>> PALOS EN LA RUEDA O INTERNA JUDICIAL

El responsable máximo de cada investigación es el fiscal, es quien debe orientar a la policía sobre las cuestiones de interés y recibir las actuaciones de los funcionarios policiales sobre las pericias ordenadas. En este punto donde aparece una de las falencias más importantes, la falta de una comunicación eficiente con el juez de garantías, se dice que la información la tiene el fiscal clasificada bajo siete llaves pero cuando el expediente llega al despacho de su señoría a toda la investigación que hizo la policía las ve cualquier empleado que trabaje allí, poniendo en riesgo el resultado de la medida, desmereciendo todo el esfuerzo realizado por quienes hasta allí trabajaron con total profesionalismo y tirando a la basura y los escasos recursos económicos y humanos destinados por el estado para combatir un flagelo que tiene en vilo a toda la sociedad.

Ya en el proceso cualquier argumento es válido para desestimar una causa y dejarla sin efecto como en el caso en que la policía en una vivienda encontró 131 envoltorios de nylon con cocaína y el imputado después se fue a su casa porque el juez entendió que no estaba vendiendo drogas.

Hace pocos días según la información aportada por la policía a El Sol, previo a hacer tareas de vigilancia sobre una vivienda sita en el barrio Lezca en calle Belgrano al 1000, entre Asunción y Coldaroli, mediante filmaciones y fotos constataron que en ese domicilio se vendía drogas, al allanar la vivienda se secuestraron treinta 30 envoltorios de nylon y 1 recipiente conteniendo en su interior picadura de sustancia estupefaciente marihuana, arrojando un peso total de cincuenta y seis gramos (56 grs.), un envoltorio de nylon, conteniendo en su interior sustancia estupefaciente cocaína, arrojando un peso de cinco gramos 5 grs, dinero en efectivo, mil cien pesos tres teléfonos móviles y una licuadora con restos de marihuana, ahora mientras ustedes leen esta nota la mujer imputada está en su domicilio , porque el juez de garantías que intervino en la causa entendió que no estaba acreditado que allí se vendía drogas, que la prueba no era suficiente y que parecía que la droga secuestrada era más para consumo que para venderla. En este mismo caso cuando llegó la policía a la vivienda, en la puerta había una persona que luego dijo que iba a comprar drogas a ese domicilio y que se llamaba igual que la persona detenida.

El pasado sábado Toxicología, previo hacer tareas de inteligencia que demandó varias intervenciones telefónicas, realizó un allanamiento en la cortada Sandalio López entre Brown y Castelli en el barrio Almirante Brown, informaron que en el lugar se notificó a una mujer de 28 años y además se identificaron a tres mujeres mayores de edad. Como resultado les secuestraron cincuenta envoltorios de nylon conteniendo cocaína, con un peso de 5,7 gramos, una piedra de cocaína, con un peso de 5 gramos, dinero en efectivo por el valor de cinco mil pesos, ocho teléfonos celulares, elementos de corte y un equipo de música marca LG.

Si bien en ese momento se dispuso la detención de la mujer y el traslado a la Comisaría de Minoridad poco duró su detención, el juez de garantías también ordenó liberarla diciendo otra vez que no estaba acredita la venta de drogas en ese domicilio y la mujer se fue triunfante burlándose de todos.

La falta de conocimiento de los jueces de garantías en la materia es alarmante, siempre sostienen que es poca la cantidad de droga secuestrada, hasta llegaron a sostener que como no se habían secuestrados precintos para atar los cebollines no estaba acreditada la venta de droga, obviando que en el mismo allanamiento se secuestraron treinta cebollines, un envoltorio con cinco gramos de cocaina y un blister con resto de cocaína en su interior, esto último, estaba en la billetera de la persona a quien le allanaron la casa,  quien en menos de 48 hs. fue puesta en libertad por  su señoria.  En este caso los cebollines estaban atados con el mismo nylon no con precintos.

Las excusas son siempre las mismas, que la liberación de los imputados no pone en riesgo la investigación, desconociéndose de tal forma de qué se trata este delito donde siempre existe una organización por detrás que ejerce la presión necesaria a todos los habitantes del barrio de que se trate para que no declaren sobre la venta de drogas.

De tal forma, la liberación de los imputados restringe el ánimo de los habitantes del barrio en dar su testimonio, dado que lógicamente al ver a los imputados en sus domicilios descreen del accionar de la justicia. Consecuentemente, la banda logra su propósito de que al final de cuentas no haya testigos que brinden datos de su actividad.

Entonces para que se gasten recursos horas hombre, seguimientos, filmaciones, escritos, etc. si después los imputados resultan liberados. ¿Existe alguna interna judicial?, que pone palos en la rueda a los procedimientos.

Otras voces consultadas por nuestro medio en el edificio de calle Mitre aseguran que quizá los recientes nombramientos en el Superior Tribunal de Justicia hacen que todos los jueces esperen ansiosamente el turno o la bendición para un cargo y mientras tanto la llevan en piloto automático, despacito y sin problemas. Los dealers agradecidos y mientras tanto cada vez hay más chicos en las calles envenenados por las drogas.

>> DATOS DE LOS PROCEDIMIENTOS 

Detallamos los procedimientos realizados en la provincia de Entre Ríos y en el departamento Concordia:

DIRECCIÓN TOXICOLOGÍA

PROCEDIMIENTOS LEY 10.566 (Narcomenudeo)

DESDE 10 DE MAYO AL  28 DE OCTUBRE 18:00

Allanamientos: 211

Intervenciones: 143 (Unidades Penales, Comisarías, Direcciones, etc).-

SECUESTROS

Cannabis Sativa (Marihuana): 13.406, 81 Gramos 

Unidades y dosis: 1784

Clorhidrato de Cocaína: 5.993.08  Gramos

Dosis: 4055

Cigarrillos Marihuana: 579 Unidades

Vehículos: Autos 40, Motos 51

Dinero en efectivo: $ 1.874.014

DETENIDOS 

Masculinos: 199

Femeninas: 95

Total detenidos: 294

Dejar un comentario