Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Memorias de una maestra rural

La Dirección Departamental de Escuelas de Concordia brindó un reconocimiento a la docente rural Liliana Graciela Testabruna quién fuera distinguida con la Mención Sarmiento del Senado de la Nación esta semana en reconocimiento a su trabajo en el ámbito educativo. El Sol tuvo la oportunidad de dialogar con la docente y compartir sus recuerdos y su pensamiento.

“Tengo 28 años de carrera docente, trabaje en varias escuelas de Concordia y desde hace 10 soy maestra rural, actualmente soy la directora de la Escuela N° 33 Paso a Paso de Colonia San Justo, es una zona desfavorable está en el centro de las estancias, hay que entrar por caminos vecinales, y es más complicados, son caminos de tierra negra que no están enripiado pero siempre llegamos de alguna manera u otra”, contó al empezar la charla.

Lilo como la llaman cariñosamente sus pares todos los días debe recorrer 50 kilómetros para llegar a su lugar de trabajo, el docente rural no sabe de paros ni de licencias tiene un compromiso con los alumnos y las familias, “algunas escuelas rurales tienen vivienda para su director pero por razones familiares y otras cuestiones llevo alumnos por el camino así que todos los días voy y vengo, estoy acostumbrada a manejar”.

En su haber hay varias historias de coches rotos o empantanados por el barro, la premisa es siempre llegar, “después de las lluvias los caminos se vuelven intransitables pero siempre viene algún buen vecino con un tractor y te saca; aprendimos siempre a solucionar las cosas y los imprevistos, por eso la importancia del maestro rural en las comunidades, ayuda mucho el apoyo de los vecinos y las familias. Tengo una mamá, personal único con sus cinco hijos, y me ayuda, trabaja a la par, me alivia las tareas de la escuela, a preparar la leche y la limpieza ya que estoy sola para todo en la escuela, ahora me nombraron una maestra de artes plásticas”.

Liliana reflexiona sobre el rol de las escuelas rurales en ámbitos donde tal vez no hay un juzgado ni una iglesia, una escuela es imprescindible. “Cuando todo falta siempre hay una escuela y pasa a cubrir las necesidades de las personas, desde una carga de celular hasta traer un libro, la gente me dice mire seño usted que va para la ciudad me podría traer algo que nos está faltando, los maestros tenemos otro compromiso, sabemos la necesidad de estas personas”.

La labor docente la lleva a tener un dedicación full time por las familias de sus alumnos, no todos tienen auto o movilidad, ni el dinero para el combustible para venir a Concordia, un remis cuesta mucho dinero, más de 200 pesos, entonces los llevamos o los traemos, le damos ese apoyo. En la ciudad la vida es sencilla y todo es accesible”.

Un alumno rural definido por su maestra es un chico “cariñoso, respetuoso, educado al igual que su familia, no vas a escuchar malas palabras ni te van a faltar el respeto, los nenes rurales son comprometidos y valoran todo; con las familias pasa lo mismo, las familias tienen respeto es algo que se debería a poner en práctica en la ciudad”.

Es gratificante trabajar con estas personas en la adversidad, nos dice a modo de cierre, y nos quedamos con esas palabras. Cuando esta semana tuvimos dos episodios de violencia en las escuelas de Concordia uno de ellos protagonizado por directivos, el otro por alumnos que fue filmado y viralizado. El testimonio de Liliana nos deja la tarea de pensar en ser mejores personas.

La profesora Liliana Graciela Testabruna se formó como docente, realizando un importante recorrido en Concordia. En esta ciudad integró distintos proyectos educativos. Posteriormente, se desempeñó como directora de Escuelas Rurales. Actualmente es directora de la Escuela N° 33 Paso a Paso, donde desarrolla tareas que van más allá de lo pedagógico. A pesar de las distancias y los inconvenientes que debe sortear para llegar a estas escuelas retiradas de las zonas urbanas, ha gestionado el dictado de talleres para los niños y niñas que concurren a estos establecimientos. Asimismo, en 2014 fue distinguida con el premio Mujeres de Concordia, por su destacado desempeño como docente.

Dejar un comentario