Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

“La denuncié penalmente porque me agredió física y verbalmente”, dijo una docente de la Escuela Damián P. Garat

Una docente de la escuela secundaria N°4 Damián P. Garat de Villa Adela, realizó una denuncia penal contra la directora del establecimiento, la profesora Analía Castro Begnier, por agresión física, verbal y por hostigamiento laboral, que según la denunciante, viene de larga data. La docente dijo: “la situación me tiene tan dolida como desconcertada, ya que es algo a lo que no estoy acostumbrada. Estoy cansada de llegar llorando todos los días a mi casa”.

Sobre el mal momento que le tocó vivir a principio de esta semana, María Lila Román de Benítez, docente y vice directora del establecimiento educativo donde denuncia haber recibido las agresiones, sostuvo ante cronistas de EL SOL que “formalicé una denuncia penal contra la rectora Castro Begnier, porque ella me agredió física y verbalmente durante un tiempo prolongado, aproximadamente de 40 minutos. La discusión fue en la escuela, en dirección, donde nos movíamos entre ese despacho, secretaría y administración porque esa parte es como una L”, describió.

“En la agresión física hay una testigo y en las agresiones verbales también para tribunales -aclaró- después varios escucharon la agresión. La agresión física se dio cuando yo fui a buscar un acta y me pega en las manos, yo me hago para atrás y me pechea, pero no dejo que me agreda más. No me lastimó y es está aclarado en la denuncia penal”, afirmó.

La docente recordó que “esto ocurrió el día lunes desde las 11 de la mañana hasta las 13:10 del mediodía, cuando estuvieron las discusiones y los insultos, la agresión física y el malestar”.

Consultada si había algún problema anterior entre ambas, Román contestó: “discutimos porque hubo un acontecimiento el miércoles de la semana anterior, donde los chicos hicieron algo que llevó a que ella se enojara de esta manera, porque no se tomó las medidas que había que tomar”, lamentó.

Por último, la docente manifestó que “todas las vías jerárquicas ya están cubiertas, tanto Departamental de Escuela, Supervisora, ella también ya está notificada por mí. La denuncia  fue lo primero que hice a la tarde -y agregó- hay muchos docentes que le están pidiendo la renuncia a la rectora. Yo ya estoy cansada de llegar llorando y mal a mi casa desde hace mucho tiempo”, espetó.

PADRES Y DOCENTES DE LA ESCUELA DAMIÁN P. GARAT (EL MARTILLO) SE EXPRESAN

Siempre se nos dice que debemos defender aquello que consideramos justo y correcto. Que las injusticias no deben pasarse por alto, que hay que pelear por nuestros derechos. Lamentablemente nuestra escuela no está pasando un buen momento, si bien hace tiempo  la relación con la directora de nuestra institución es tensa, nos falta el respeto, nos ningunea, habla mal de nosotros delante de la supervisora e incluso de los padres de los alumnos.

La situación de ayer ni puede dejarse impune, la violencia física es la razón de la sinrazón. Cuando ya no hay argumentos para defender aquello que se quiere sostener, se golpea. Eso no debería haber sucedido jamás, en cambio pasó. En nuestra escuela, la compañera Lila Román fue agredida físicamente frente a los rostros de algunos, con el consentimiento de otros, con la venia de unos cuantos.

El 70% de nuestra vida, es el trabajo, eso implica que si en nuestro trabajo estamos mal, todo lo demás se cae.

No elijo trabajar en una escuela donde la impunidad tenga la última palabra, donde la ley del miedo sea la que gobierne. Alzo mi voz, mejor dicho mi lápiz, que es lo único que se hacer, para defender la honra y el trabajo de una compañera querida. No es justo que nos bastardeen de esta manera,

SI TOCAN A UNO, NOS TOCAN A TODOS“.

Dejar un comentario