Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El gobierno de Macri quiere cerrar el CEPLA del barrio Los Pájaros

Este lunes, los vecinos realizaron una manifestación ante el cierre del centro dependiente del gobierno nacional a través de la de la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y la Lucha contra el Narcotráfico (SEDRONAR), ubicado en el barrio Los Pájaros en la zona noroeste de la ciudad.

El CEPLA (Centro Preventivo Local de Adicciones) fue inaugurado hace tan solo dos años, allí se pretendía generar un espacio para la contención y prevención de adicciones para adolescentes y jóvenes de entre 11 y 23 años, mediante programas educativos, culturales, sociales y deportivos con el propósito de mejorar la calidad de vida de la gente y ofrecer mejores oportunidades en los sectores más expuestos a las drogas en los barrios de la zona.

Mediante diferentes actividades, ayer, un nutrido grupo de vecinos salió a la calle a reclamar por el cierre del centro, Silvia Medina su actual directora fue la encargada de dar a conocer la noticia que impactó en la comunidad, “Me solicitaron que presente la renuncia debido a restructuraciones y eso quiere decir achiques despidos y el cierre del centro”, indicó.

La orden fue emanada por funcionarios del gobierno de Cambiemos de Mauricio Macri, también la denominada “reestructuración” al mejor estilo de los departamentos de recursos humanos de las empresas, comprendería a los profesionales que trabajan en el CEPLA realizando las actividades de contención de niños y jóvenes.

“Me dijeron que no debe ingresar nadie más y que tampoco se puede sumar a más personas para atender, en un dispositivo comunitario no podemos cerrarle las puertas a la comunidad”, detalló Medina.

Los vecinos contaron a EL SOL que desde hace dos semanas no se realizan clases y charlas porque el gobierno central dispuso el cese de las actividades como apoyo escolar, inclusión educativa, tratamientos y asistencia para personas con consumo problemático y además dieron la orden que no ingrese nadie más al lugar.

La pretendida “reestructuración” afectaría a diez personas y sus familias que trabajan ahí, “no tienen una relación contractual laboral cobran a través de becas, es trabajo en negro, les dijeron con amenazas que si hacían una movida con la gente del barrio los iban a despedir”, afirmó Silvia Medina.

“LOS PIBES VAN A ANDAR EN LA CALLE, MÁS EXPUESTOS A LAS DROGAS”

David Sandoval, un joven de 20 años que concurre al centro dejo su opinión en la protesta, “el dispositivo para nosotros es muy importante, venimos los pibes a realizar actividades, como fútbol, boxeo, clases de apoyo, venimos con nuestros padres a hacer cursos y la falta de actividades y el cierre nos perjudica a todos por que son horas en que los pibes van a andar en la calle más expuestos a las drogas, es una manera más de ajuste del gobierno nacional que afecta a los más pobres como siempre”, puntualizó.

Dejar un comentario