Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Cuadrangular Nacional: Estudiantes ganó y Atenas festejó

Atenas logró ayer la clasificación al Cuadrangular Final Nacional, pese a perder con Estudiantes 70-73. El verde debía ganar por 12 puntos, estuvo cerca por momentos pero no le alcanzó.

No pudieron los pibes, pero igual se llevaron el merecidísimo aplauso de toda la gente que fue al Gigante Verde ayer al mediodía. Estudiantes le ganó a Atenas 73 a 70, pero no le alcanzó y los cordobeses se quedaron con la clasificación al Cuadrangular Final de la Fase Nacional U17.

Los de acá jugaron un gran partido, sobre todo mejorando mucho lo hecho ante Tokio el sábado. Y quizá ese partido fue la “espina” de los chicos, porque era un partido perfectamente ganable. Ayer entraron a la cancha sabiendo que tenían que ganar por 12 puntos y sin duda que eso juega en la cabeza también.

Pero, sin embargo, los pibes salieron a jugar realmente muy bien y rápidamente se pusieron arriba en el partido. Buen traslado de pelota, buenas decisiones para tirar y algún que otro triple que entró en los momentos clave, el Verde fue dominador, ante un Atenas al que ello lo desconcertó. Pero, sin duda que el equipo cordobés dio muestras de tener más experiencia que los de Concordia, al menos en manejar ese tipo de situaciones de ir perdiendo y con la gente en contra.

Con aplomo, pero también con alguna supremacía física que ayudó, como las de Octavio Sarmiento (goleador del partido con 28), y un banco de suplentes que rindió, Atenas fue emparejando las cosas y el partido fue así durante todo el primer tiempo, donde las ventajas fueron alternando y los aciertos desde el perímetro, también. Casi que devolvieron tanto por tanto. El primer cuarto terminó 22 a 12 para el local, y el primer tiempo 34 a 30, también para el local, lo que habla a las claras de lo que fue el partido de apretado.

En el tercer cuarto, Estudiantes quiso imponer la autoridad en el partido como lo había hecho cuando comenzó el partido, pero Atenas ya no era el mismo, ajustó las marcas y también Estudiantes pecó de querer ser más rápido que la pelota y comenzó a tomar decisiones erráticas.

De todas maneras, el ritmo en los tableros seguía, tanto por tanto y así esa tercera mitad fue 56 a 54 para el local. Eso sí, en esa etapa apareció un fulgurante Martín Fagalde, con triples clave para sostener la ventaja. Claro que también aparecía Jaime Brodsky, con alguna que otra fantasía, aunque contó con mucha marca, también. Claramente ambos dieron muestras de ser de los mejores del torneo.

En el último cuarto la esperanza renació más que nunca, porque el Verde a los 3 minutos y medio ganaba el partido por 9, y a los 4 minutos lo hacía por 11 tantos de diferencia. Fue el momento de mayor desconcierto de su rival y, obviamente, de “agrande” de Estudiantes.

Pero, en uno de los tiempos muertos pedido por el entrenador de Atenas, Cristian Colli, reacomodó al equipo que volvió a lucir un tremendo aplomo para cortar avances del rival, y en un breve lapso ponerse otra vez a tres, a cuatro, a dos, y así ir llevando la historia. Claro que a los pibes de Estudiantes no les cayó nada bien que la diferencia se acorte tan rápido, y aparecieron otra vez algunos errores de pelotas perdidas por malos pases, por apresuramiento y por malas decisiones.

En definitiva, Estudiantes siguió dominando, pero era como que Atenas sabía hasta donde podía dominar, sobre todo en el marcador. El tiempo, cada vez menor, obviamente, le fue jugando en contra a Estudiantes, que intentó ir una y otra vez. Pero la sapiencia de Atenas para manejar el partido pudo más y así la historia terminó con ese 73 a 70 que suena a justo por lo que se vio en la cancha.

Pero, claro, los chicos estuvieron muy lejos de irse cabeza gacha, porque la gente se encargó de levantarlos con una estruendosa ovación y aplauso, porque se lo merecían por el esfuerzo, porque demostraron una vez más su valor como equipo, las muy buenas características individuales de varios de sus jugadores con un futuro tremendo. Pero, lo mejor de todo es que se nota que hay un buen grupo de chicos, una muy buena camada que se está llevando de a poco, que es la premisa de su entrenador Jorge Díaz Vélez y del cuerpo técnico.

Y así seguirán trabajando, con el objetivo que tengan enfrente. Pudo haber ganado Estudiantes el Cuadrangular, sí, claro que sí. Pero la historia dirá que fue de Atenas, que también hizo las cosas muy bien y es merecido el lugar que ocupa. Por eso es no menos merecido ese aplauso del final para los chicos, que volvieron a llevarse el cariño de la gente y una señal de que van por un muy buen camino.

SINTESÍS

Estudiantes 73: Martín Fagalde 18, Martin Confalonieri 24, Martín Nogues 6, Martín Escalada 2, Jaime Brodsky 19, Gonzalo Tamaño 4.

DT: Jorge Díaz Vélez.

Atenas 70: Valentín Barajas 4, Octavio Sarmiento 28, Matías Novick10, Lucas Gallardo 6, Máximo Araujo 15, Francisco Ponti 7.

DT: Cristian Colli.

Previamente, Tokio le ganó a Talleres de Tafí Viejo 57 a 42, por lo que las posiciones terminaron así: 1- Atenas. 2- Estudiantes. 3- Tokio. 4- Talleres. Atenas de Córdoba jugará el Cuadrangular Final de la Categoría U17.

ESTO TAMBIÉN SE VIO EN EL GIGANTE

Muy buena cantidad de gente volvió a concurrir ayer al Gigante Verde a ver la gran final entre Estudiantes y Atenas, pese a que el horario era medio incómodo, en el mediodía. Pero los chicos tuvieron el aliento que necesitaban y querían, claro. Por ello, quizá hubo un poco más de gente el sábado por la noche, en la derrota inesperada ante Tokio.

Pero, en líneas generales, a la gente de Estudiantes le rindió y mucho haber podido ganar las licitaciones para ser local. Tuvieron buenas ventas de cantina (sin alcohol, por supuesto), se hicieron rifas, se vendieron alimentos y así se logró conseguir un poco más de dinero para el presupuesto de los chicos. Todo a pulmón, todo en familia y da gusto ver eso, claro.

Dejar un comentario