Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Dos años y medio de cárcel para el condenado por Grooming

En Concordia hay más de una docena de casos pero la información oficial del MPF es escasa por la edad de las víctimas.

Las pruebas que había recolectado la fiscal Martina Cedrés en contra de Carlos Alberto Gauna eran abrumadoras. Eran más de 50 los contactos con menores, pero sólo se pudo localizar a cinco denunciantes. Este larroquense de 34 años fue trasladado a la Colonia Penal Nº9.

Gauna, a sabiendas de la gravedad del delito y de las pruebas que había en su contra, decidió adecuarse a un juicio abreviado. Se responsabilizó de los hechos y consiguió una leve baja en su condena; y de esta forma se evitó un juicio oral y público que hubiera sido más arduo y complejo para las víctimas menores de edad.

El pasado 10 de agosto por la mañana contactó telefónicamente a una menor de 14 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Le envió 59 mensajes, 4 llamadas y 14 audios, presentándose, ofreciéndole crédito y preguntándole si podían ser amigos. Luego le solicitaba que le envíe fotos. Tras haber entablado una relación de confianza, la niña le envió los números telefónicos de dos amigas y fotos, ello a cambio de crédito que le ofrecía el imputado. Gauna la invitó a mantener un encuentro personal para mantener relaciones sexuales.

Al día siguiente, pero por la tarde, contactó telefónicamente a una menor de 16 años (desde su celular, al de la niña, vía mensajes y audios de WhatsApp, y llamadas telefónicas) con la finalidad de mantener relaciones sexuales con ella. Le envió 54 mensajes, hizo dos llamadas y le remitió 8 audios, presentándose y ofreciéndole crédito para su teléfono. Luego le pedía fotos de su cuerpo desnuda o en bombacha, después de su vagina, y la invitaba a conocerse personalmente para mantener relaciones sexuales.

Ese mismo día contacto a una menor de 14 años con la misma finalidad que las anteriores, de mantener relaciones sexuales con ella. Gauna se presentaba, le ofrecía crédito, y le preguntaba si podían ser amigos. Luego le pedía fotos de su cuerpo y le enviaba fotos de su pene, para finalmente invitarla a un encuentro.

Hizo exactamente lo mismo con otra adolescente de 15 años. Le envió 279 audios, hizo 39 llamadas y 531 mensajes (algunos con fotos y videos). Se presentaba, le ofrecía crédito para su teléfono y regalos. Luego le pedía fotos de su cuerpo y su vagina, le pedía números de otras niñas, y le manifestaba sus ganas de conocerla personalmente. También le decía que la conversación debía quedar entre ellos, pues no quería problemas con nadie. Gauna también le envió también fotos a la menor de sus genitales y le manifestó expresamente que quería tener relaciones sexuales con ella.

A este larroquense, que ya tenía denuncias por abuso años atrás, no le importaba la edad de sus víctimas. Contactó a una niña de 12 años y le envió innumerables mensajes de Whatsapp, a la vez que la llamaba durante la madrugada. “Hermosa pendeja que sos te estoy mirando en tu foto de perfil, vos sabés como te agarro en cuatro patas, te pego una cog… y una chupada de tet… y una chupada de con…”, es uno de los tantos mensajes que remitía Gauna a las menores que conseguía contactar.

Tras recibir los 2 años y 6 meses de prisión efectiva, y por celebrarse el juicio bajo la modalidad de abreviado, fue inmediatamente trasladado a la Colonia Penal El Potrero.

Este caso, resultado de una investigación fiscal llevada a cabo en Gualeguaychú, se suman a numerosos otros ocurridos en la Provincia. Según el fiscal Coordinador de Concordia, en nuestra ciudad, ya hubo más de una docena de casos, sin embargo no toman estado público por la reticencia de los propios fiscales en brindar información no solo de las víctimas, sino de los victimarios que luego de cumplir una condena siguen acechando y la mayoría, vuelve -como los violadores- ha desafiar la ley para cometer el mismo delito.

Reconocer a los delincuentes y el modus operandi que utilizan para contactarse con los menores de edad es una premisa en la cual los periodistas Pedro Fabián Martinez y Mario Yrigoy de EL SOL-Tele5 vienen trabajando desde hace más de un mes con escasos resultados por la falta de información oficial de los hechos ocurridos en Concordia.

Dejar un comentario