Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Hallazgo del submarino: “No tenemos medios para rescatar al ARA San Juan”, dijo Aguad

El ministro de Defensa brindó una conferencia junto a oficiales de la Armada. Confirmó que la nave fue encontrada a 907 metros de profundidad en un lugar próximo adonde se registró la anomalía hidroacústica el día que desapareció. Los restos del submarino indican que implosionó cerca del fondo.

Oscar Aguad encabezó hoy la conferencia de prensa en el Edificio Libertad para dar precisiones sobre el hallazgo del submarino ARA San Juan. El ministro de Defensa estuvo acompañado por el jefe de la Armada, José Luis Villán, y el ex vocero de la fuerza, Enrique Balbi. Confirmaron que el contacto de la empresa Ocean Infinity es el submarino perdido hace un año y dos días, que está a 907 metros de profundidad, con señales de haber implosionado, y que la posibilidad de reflotarlo depende de la decisión judicial y de la tecnología existente.

“El submarino está muy cerca de donde se informara la anomalía acústica”, arrancó Aguad, en referencia a la explosión detectada desde Viena por la Organización del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares”. Villán agregó que se le dio “un 90 por ciento de importancia” al área en cuestión. Agregó que “la visibilidad es reducida por la visibilidad y la salinidad” y que se precisan “imágenes de mayor precisión”, algo de lo que se ocupará el Seabed Constructor, el buque destinado a la búsqueda.

Balbi mostró gráficos y maquetas a la par de imágenes del lecho marítimo donde se halla el submarino y precisó cuáles son las partes identificadas. “Por lo que se ve suponemos que hubo una implosión, hay parte desprendidas no sabemos si están separados”, dijo, e indicó que “el casco está en una sola pieza, no está partido al medio”. Afirmó que hay que esperar el mapeo de la empresa para tener más certeza. “Se ven tres partes: la proa que envuelve el lanzatorpedos; la popa, con el lastre; y la vela inclinada a 90 grados”. El submarino está a 500 kilómetros de la costa de Comodoro Rivadavia, en mitad del golfo de San Jorge. El área de escombros es de 80 por 100 metros, lo cual reafirma la idea de que implosionó cerca del fondo. El casco está abollado hacia adentro, por la presión del agua.

Aguad y Villán contaron que tuvieron un mensaje la noche del jueves y el ministro dijo que no quiso alimentar expectativas porque “estábamos curados en salud”. Pasada la medianoche del viernes, llegó la confirmación. En horas de la mañana de este sábado, los robots pudieron tomar imágenes preliminares y ahora el siguiente objetivo es hacer el mapeo con tecnología de última generación para lograr imágenes más nítidas.

Los familiares de los 44 tripulantes fueron notificados, algunos de ellos en la Base de Mar del Plata y Aguad afirmó que la idea es reunirse con ellos a la brevedad. “Siempre se cometen errores. Pude haber pecado de optimista y generado expectativas, pido disculpas por eso, pasamos un año muy duro”, respondió cunado le pidieron una autocrítica. Afirmó tener “sentimientos contradictorios”; por un lado “alivio” por haber hallado al ARA San Juan, y por el otro habló de “tragedia, eso me cuesta asimilarlo, imaginen las familias”. Se refirió también a Mauricio Macri: “cuando el Presidente me encargó primero la vida, luego hallar el submarino y finalmente hacer justicia”. En ese sentido señaló que “falta verificar las causas y saber si hay responsables” y que “todos precisamos saber qué pasó, es la orden del presidente”. Informó que habrá duelo nacional con la bandera a media asta.

Ahora la gran incógnita es si se podrá reflotar el submarino. Villán pidió tener prudencia. “Hay dos límites, uno es la Justicia”, dijo respecto de la causa que instruye la jueza Marta Yáñez. “Ella puede determinar la remoción de las partes, pero eso obedece al campo pericial”. El otro límite, según el jefe naval, es la técnica. “La empresa dijo que hay posibilidades, pero cuando afirmó eso no teníamos la ubicación. Hoy no podemos afirmar ni negar, el tiempo dará la respuesta”.

Sin embargo, Aguad fue categórico con el tema: “no tenemos equipamiento para extraer el submarino” del lugar donde se lo encontró. “Ahora esperamos la información de la empresa, que nos debe brindar por contrato. La estudiaremos y veremos qué hacer”, indicó. Especificó que habló con la jueza para informarle del hallazgo y que “mucho de lo que suceda lo resolverá la Justicia”.

No obstante, el Ministro recalcó que hay un sumario interno en su cartera y en la Armada y, amén del hallazgo, esperan recibir la próxima semana un informe redactado por una junta que integran tres almirantes, todos ellos ex comandantes del ARA San Juan. “Puede revelar algunos secretos que se verá si se puede corroborar, tuve reuniones permanentes con los tres almirantes”, dijo, y estimó que “nunca salieron de la teoría de que el submarino estaba ahí”, porque “las coordenadas no permitan otra conjetura”.

Respecto de la búsqueda, subrayó que en su momento “las armadas de todo el mundo” pasaron por el área de búsqueda coincidente con el incidente sonoro “y no se lo detectó”, porque “no era fácil. También aseguró que se le dio libertad a Ocean Infinity para buscar “donde creyeran más conveniente”. Precisó que examinó el área, 200 millas al norte de donde buscaban, y que cuando iban suspender la actividad hasta febrero, para ir a Sudáfrica, “volvieron por indicación de la juezas y las familias”, y así confirmaron el contacto.

Balbi explicó que hubo 15 áreas de búsqueda por parte de la empresa. El submarino apareció en una subzona del área 1, que para la Armada era “la de mayor probabilidad de encontrarlo”. Agregó que “el contacto definitivo fue el 24, hubo 23 previos que se desecharon, como formaciones geológicas”. La empresa, según Villán, operó primero en zonas de más fácil acceso para preservar equipos, antes de explorar en zonas más complicadas.

Aguad se detuvo en el lapso de tiempo entre el último contacto del submarino, a las 8:30 del 15 de noviembre de 2017, y el ruido detectado en Viena a las 10:51. “Eso marca el tiempo del desenlace de la tragedia”, dijo y manifestó que por el corto lapso de tiempo, “no hubiera habido un buque que llegara a auxiliarlos”.

Balbi apuntó que la información de Viena coincide con los datos que tres científicos, personal civil de la Armada, pudieron corroborar en la capital austríaca. Y destacó las dificultades para el hallazgo, porque “el ARA San Juan fue construido para no ser detectado”. Ahora resta esperar un “mapeo tipo mosaico de alta definición en el fondo, con eso habrá precisión sobre los escombros”.

Dejar un comentario