Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La salida del devaluado secretario de Trabajo, Jorge Triaca

Con la imagen desacreditada, Jorge Triaca dejaría su puesto antes de fin de año. El escándalo de Sandra, la empleada en negro que el funcionario maltrató y despidió sin indemnizar, la poca interlocución con los sindicatos y los fallos judiciales contra algunas de sus disposiciones terminaron de definir su salida.

Luego de varios días de rumores con desmentidas y ratificaciones, finalmente Jorge Triaca dejará antes de fin de año el puesto de secretario de Trabajo, subcategoría a la que el presidente Mauricio Macri lo devaluó luego de quitarle a esa área el rango de ministerio. El descrédito de su palabra como interlocutor con los principales gremios, el escándalo de echar violentamente a una empleada que tenía en negro y los últimos reveses judiciales a sus disposiciones contra sindicatos, terminaron por mellar el relativo poder que tenía.

Según trascendió, Triaca acordó que su salida del “mejor equipo de los últimos 50 años” será antes de que termine 2018 y no sería reacomodado en ningún otro cargo. La noticia de su salida del gobierno de Cambiemos fue un rumor que corrió fuerte durante la semana pasada, hasta que el ministro de Produducción y Trabajo, Dante Sica, fue consultado y dio una pista clave: “Por el momento”, Triaca mantendría su puesto.

El momento de Triaca será una cuestión de días, según lo confirmó el diario Clarín. Su última aparición pública fue con Sica, luego de que este encabezara las negociaciones con la CGT por el bono de 5.000 pesos a cambio del levantamiento del paro general previsto para estos días. Triaca tuvo una participación formal pero marginal en esa mesa de diálogo porque quienes manejaron los tiempos de esa negociación exitosa para el Gobierno fueron Sica y su círculo de asesores políticos.

La relación de Jorge Triaca con los sindicatos no era buena. La propia cúpula de la CGT, cuando era triunvirato, había puesto en duda su palabra. Los cuatro paros nacionales concretados por la central obrera dan muestra de la capacidad negociadora del por ahora funcionario.

Otro de los reveces que recibió el secretario provino desde la Corte Suprema, que en agosto pasado cuestionó la intromisión del entonces ministerio que él encabezaba en la vida interna de los sindicatos. Fue en la causa abierta por un polémico llamado a elecciones en la Unión Personal de Seguridad de la República Argentina (Upsra), que desde su intervención se colmó de allegados a Triaca.

Éste no fue el único caso. Su intervención decretada sobre el Sindicato de Obreros Marítimos Unidos (Somu) también tuvo puntos oscuros. El más notable de ellos fue revelado cuando su excasera Sandra Heredia contó que, durante su paso por ese gremio, tramitó “contratos de ñoquis” designados por el entonces ministro.

Heredia fue protagonista del escándalo que hizo tambalear a Triaca. A principios de año, Sandra reveló un audio de WhatsApp en el que su empleador la despedía con insultos: «Sandra, no vengas eh. No vengas porque te voy a mandar a la concha de tu madre. ¡Sos una pelotuda!». Ella era casera de la quinta que la familia del funcionario tiene en la provincia de Buenos Aires. Luego, la mujer contó que la despidió sin indemnización, sin preaviso, que la tenía en negro y que le había dado un puesto en Somu, por el mero hecho de ser alguien de su confianza.

Deja un Comentario