Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

TC 850: Luciano Sendros campeón 2018

El piloto de Concordia fue 2° en la Serie Unica y llegó 10° en la final para obtener un nuevo campeonato.

El piloto de Concordia, Luciano Sendros, se consagró Campeón del TC 850 en la última fecha que ayer se disputó en Concepción del Uruguay. Sendros fue segundo en la serie única que se disputó, dado que las condiciones climáticas impidieron poder realizar las dos series como se acostumbra. Con esa posición consiguió posicionarse mejor de cara a la final, respecto de Rodrigo Miraglio, que era el perseguidor del de Concordia en el campeonato.

Ya en la Final, Luciano se vio complicado porque largó segundo y se fue relegando hasta llegar décimo, pero como Miraglio también se vio relegado y llegó en la séptima posición, por lo que no le alcanzó la cosecha de puntos para alcanzar a Sendros que finalmente se consagró. Ramiro Albisu ganó la última carrera del año, que servirá solo para la estadística, claro.

Sendros tenía un auto realmente bárbaro, y lo confirmó justo antes de la fecha final aquí en Concordia, en una carrera realmente emocionante hasta el final llegando Luciano con una goma pinchada, que por suerte se aguantó la vuelta final para mantener la victoria. Pero como estas son carreras justamente de autos, había que tener también la dosis de suerte necesaria para que nada se rompa, y así poder llegar a la meta, porque sabía que llegando en cierta posición, de acuerdo siempre mirando a Miraglio, se iba a consagrar.

Pero también es cierto que había muchos puntos en disputa porque esta última fecha otorgaba puntaje y medio, y con más razón había que ser cerebral para correrla y Luciano lo fue. Igualmente, si no tenés un auto competitivo no hay cerebro que valga y vale justamente destacar el auto que le entregó el equipo.

Como el piloto acostumbra a viajar con su familia, el autódromo de Concepción del Uruguay fue una verdadera fiesta de los Sendros, quienes vivaron y abrazaron hasta el cansancio a Luciano quien sin duda estaba muy emocionado y rodaron algunas lógicas lágrimas por todo un gran esfuerzo hecho durante el año. Muchos factores se juntan siempre en estas conquistas. La primera es la parte económica, porque hay que contar con un presupuesto importante para estar todo el año corriendo.

La segunda es quizá donde Luciano hace la diferencia, que es el excelente grupo de gente que lo acompaña desde hace mucho tiempo y, obviamente, lo banca “a muerte” al piloto. Además, Luciano y parte de su equipo “respiran” automovilismo todo el tiempo en la Rectificadora, que es un emblema que tiene la ciudad de Concordia desde hace muchos años, con su padre ahora delegando, lógicamente, trabajo a sus hijos para que tomen la posta.

Y deben haber muchos factores más, que por allí quedan en la intimidad y no se conocen mucho, pero el esfuerzo que se hace es notable para que Luciano desarrolle esta gran pasión. Pero es un justo campeón porque la peleó todo el año, se dio el gustazo de ganar en Concordia y dejarse el campeonato al alcance de la mano. Y ese brazo finalmente lo alcanzó, lo tomó, lo agarró bien fuerte, lo hizo suyo y es, y será por unos cuantos días, motivo de gran festejo. Merecido para un piloto serio, humilde, siempre amable, pero fundamentalmente un gran deportista. Felicitaciones Luciano.

Imagen: Equipo Pista Libre

Dejar un comentario