Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El ministro Dante Sica celebró que la CGT levantara el paro general

El ministro de Producción y Trabajo festejó que la central obrera dejara de lado las medidas de fuerza y señaló que es un aporte al “clima de paz social” que busca el gobierno nacional.

El ministro de Producción, Dante Sica, celebró la decisión de la CGT de levantar el paro general al sostener que esa determinación es un aporte al “clima de paz social” que busca el gobierno nacional. Además, anticipó que el lunes próximo “se estará cerrando con la gente de UPCN” el otorgamiento de un bono extraordinario de hasta 5 mil pesos para los estatales, que inicialmente había sido previsto solo para los privados. El titular de ATE, Hugo «Cachorro» Godoy, cuestionó esa negociación y calificó de “absolutamente insuficiente” el otorgamiento de una suma no remunerativa.

«La CGT anunció esta semana que no iba a realizar ninguna medida de fuerza. Estamos todos viendo que hay una situación excepcional», sostuvo Sica durante una entrevista por Radio Mitre, en la que elogió la instancia de conversación que se abrió con la CGT y los sectores empresariales» con el objetivo de que los trabajadores puedan cobrar un bono no remunerativo de hasta 5 mil pesos.

El funcionario subrayó que esa mesa de diálogo «está puesta con el objetivo de mantener en esta situación los puestos de trabajo y el valor del salario real» frente a la inflación. «Ese es nuestro principal objetivo”, subrayó y confirmó que que por estas horas «se está cerrando la negociación con la gente de UPCN», sobre el bono ofrecido por la Casa Rosada para descomprimir la demanda de los gremios. «El lunes se podrá anunciar el cierre de esa negociación», adelantó.

El anuncio de Sica confirma la marcha atrás de la intención inicial del gobierno, que había ofrecido un bono excluyendo a los estatales. A pesar de ello, el producto inmediato de esa propuesta hecha a Héctor Daer y Carlos Acuña fue que ese binomio que conduce la CGT levantara la medida de fuerza acordada con varios gremios en septiembre pasado.

Inmediatamente después, los estatales pusieron el grito en el cielo y Andrés Rodríguez, titular de UPCN se apresuró a negociar. Godoy, titular del otro gremio de trabajadores estatales, criticó al Gobierno por no haber incluido a ATE ni a la CTA en esas conversaciones.

“El acuerdo que hace un grupo de dirigentes de la CGT incluye a Andrés Rodríguez y UPC en una demostración más de su colaboracionismo y complicidad con las políticas de ajuste del Gobierno de Mauricio Macri», dijo Godoy. «Lamentablemente el Gobierno busca tener relación con sindicatos amigos que le convaliden la política de despidos y ajuste, por eso tiene una relación privilegiada con ese gremio y su dirigencia”, prosiguió.

Además, Godoy remarcó que la CTA está «analizando la situación» para definir si realiza un paro nacional antes de fin de año. «No descartamos eso. Estamos analizando la situación”, dijo y remarcó que “vamos a conversar con todos los que estén dispuestos a dar la pelea».

«NO CUBRE LAS NECESIDADES»

Ricardo Pignanelli planteó ayer sus dudas sobre la implementación del bono de fin de año. «Es difícil en este momento articular algo que sea un pago masivo, porque no sabemos si es para los maestros, para el Estado, los jubilados, la actividad privada”, manifestó el secretario general del Smata, al tiempo que remarcó que “el bono puede atenuar el conflicto social, pero la necesidad no la cubre”.

El dirigente de los mecánicos estimó que “hay pymes que la están pasando muy mal” y que “distinto es que fuera un pago que absorbe el Estado para todo el mundo”. También definió a la medida como “un paliativo”, dado que “para aquel gremio que no pudo llegar a un 38 o 40 por ciento de paritarias, seguramente no le va a alcanzar”.

Así opinó sobre el bono que el ministro de Producción, Dante Sica, acordó con la cúpula de la CGT. La idea es pagar 2500 pesos en noviembre y otros 2500 en enero, pero su alcance aun no es claro y los empresarios son renuentes a pagarlo, mientras el Gobierno busca que los privados lo abonen.

«Hay muchos sectores que están fuera del sistema del mundo laboral, ¿esos muchachos cómo lo cobran? ¿Y el que no tiene trabajo? Lo que está pasando es crítico y el enfriamiento de la economía está dejando en el camino a muchas pymes, muchas economías regionales chicas», agregó Pignanelli. El sindicalista no quiso cuestionar a la conducción cegetista respecto de si el bono desactivó un paro nacional y llamó a la unidad, que caracterizó como “imperiosa”.

En ese sentido afirmó que “hay que ser muy prudentes en lo que uno pueda decir, porque son todos compañeros. Y si entre compañeros decimos a los cuatro vientos lo que pensamos sin analizar la circunstancia en la que se encuentra la CGT, no se brega por la unidad”. En su opinión, “nos juntaremos, se analizará y se tomará el camino que sea el correcto».

Añadió que “hay que hacer la unidad hasta que nos duela” y no descartó que en la unidad del peronismo se sume Sergio Massa. “El pueblo pasa necesidades y hacen falta opciones, lamentablemente el radicalismo no es más opción de gobierno, no podemos caer en la antipolítica, no funciona, hacen falta espacios que confronten ideas en democracia”, cerró Pignanelli.

Deja un Comentario