Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Los bolsones de comida del PAMI vienen cada vez más vacíos

Los bolsones del PAMI que se entregan a los jubilados que perciben la mínima cada vez vienen más flacos en los centros de jubilados; aclaran que ellos no deciden sobre la cantidad de artículos. Los jubilados ya no cuentan con azúcar, yerba, harina. aceite y atún como en otros años.

Yolanda es la tesorera del centro de jubilados de Andrade al 300 y contó a EL SOL que durante esta semana se llevó a cabo la entrega de los bolsones que brinda el PAMI como ayuda a los jubilados, cuya distribución, para realizarla de manera equitativa, se lleva a cabo a través de los centros cercanos a los respectivos domicilios.

“Es una ayuda, no va alcanzar para todo el mes, es una pequeña colaboración que se llama Pro Bienestar, es mínimo, tenemos la misma partida que años anteriores y los jubilados tienen que entender que lo se compraba antes ahora no alcanza, nosotros tenemos que pedir presupuestos y de acuerdo a lo que fijan los nutricionistas de PAMI, nos entregan la lista de los productos que debemos comprar, hacemos la compulsa de precios y ellos nos autorizan dónde comprar, luego preparamos y entregamos las bolsas”, explica Yolanda.

Los bolsones están diferenciados en “A” y  “B”, el segundo está destinado a una pareja de jubilados o a quienes tienen a cargo a una persona discapacitada, mientras que el A es para quienes cuentan con el haber mínimo. Contiene: arroz, puré de tomates, galletitas un paquete, una lata de lenteja y otra de arvejas y dos paquetes de fideos. El B trae una leche y un paquete más de fideos, una mermelada. En total son 13 productos.

Los abuelos dicen que ya no reciben el atún, que dejó de incluirse en los bolsones, como así también la harina, un paquete de azúcar y otro de yerba, hasta una botella de aceite ya no viene más.

Yolanda aclara que los centros de jubilados no tienen nada que ver con la conformación de los bolsones, “nosotros solo somos intermediarios y no contamos con ningún beneficio; es más, venimos gratis, pagamos la luz del salón y lo tenemos limpio”.

Dejar un comentario