Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Roban casa y raptan a un niño de 7 años

Un hecho insólito se produjo este sábado cuando delincuentes entraron a robar a una vivienda y se llevaron garrafas y otras pertenencias; pero lo singular del hecho es que se llevaron hasta un nene de siete años que estaba durmiendo.

La increíble historia se registró a las cinco de esta madrugada en una vivienda de  calle Villaguay al 800. Luego de que los padres del nene realizaran la denuncia, encontraron al chiquito en poder de un conocido narco del barrio Sendrós, a dos cuadras de la casa de la familia. Por suerte, el nene está sano y salvo.

El caso fue confirmado a EL SOL por los integrantes de la familia que prefirieron preservar al niño.

Todo ocurrió cuando el dueño de casa se levantó y vio que una de la ventanas de la casa estaba abierta, inspeccionando su vivienda se dio cuenta que la manguera del garrafa de la cocina estaba cortada y que faltaba además un envase de gas de repuesto, lo primero que hizo es ver si sus hijos estaban bien pero se encontró con la increíble sorpresa que la cama del menor de sus hijos estaba vacía.

Desesperados, salieron a la vereda y se encontraron a un par de jóvenes tomando en la esquina a quienes le preguntaron si habían visto a su hijo, uno de ellos manifestó que lo había visto y que dos sujetos lo llevaban a la casa de un vecino, un conocido narco del barrio distante a dos cuadras del lugar.

Inmediatamente, llamaron a la policía y realizaron un allanamiento en una vivienda de calle Güemes y Gualeguay donde encontraron al niño sano y salvo, el sujeto en cuestión manifestó que el nene andaba deambulando en la calle y por eso lo alojó en su domicilio.

El chiquito fue encontrado en calzoncillos y con una remera de River tal como se había acostado a dormir en su casa.

EL NENE VIO A LOS LADRONES Y LO DESMAYARON DE UN GOLPE

En medio de la confusión del caso lo que más se ajusta a la verdad es que el nene se despertó y vio a los dos intrusos en la casa, uno de ellos le habría pegado un puñetazo en el oído y el chiquito cayó desvanecido, después se lo llevaron, aparentemente querían cambiar al niño y a las garrafas robadas por droga.

RAPTO Y PRIVACIÓN DE LA LIBERTAD SIN DETENIDOS

La justicia interviene el caso si bien se realizaron allanamientos durante la mañana del sábado, hasta el momento no hay ningún detenido. El juez de la causa no libró ninguna orden detención alguna ante la gravedad de figuras penales como “rapto” y “privación ilegitima de libertad” de un niño seguida de robo.

Los familiares de la criatura están conmovidos y decepcionados por el desamparo del sistema, es gente de trabajo que habita el barrio hace más de 17 años, el pequeño fue examinado por profesionales estaba confundido tal vez por el trauma y, en apariencia, su estado de salud era óptimo. La investigación está a cargo del Dr. Fabio Zabaleta.

Dejar un comentario