Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Las compras al mayor socio en el Mercosur disminuyeron 37,4% y las exportaciones aumentaron 8,1 por ciento

En octubre de 2018, el saldo de la balanza comercial con Brasil fue negativo en USD 60 millones, una mejora considerable respecto al octubre pasado, cuando había sido de USD 750 millones. Los datos aportados por las consultoras Ecolatina y Abeceb surgen del Ministerio de Industria brasileño.

Pese a semejante contracción del intercambio comercial de la Argentina con el resto del mundo Brasil se mantiene como uno de los principales socios comerciales de Argentina, junto a China y Estados Unidos.

Y a partir del punto de giro que posibilitó la concurrencia de fuerte devaluación del peso con una notable recesión local, los economistas de Abeceb proyectan que “los saldos de los dos meses que restan del año se mantendrán en torno a cero, e importaciones con tendencia contractiva, que derivarán en una nueva caída del déficit del intercambio bilateral de USD 4.300 millones, a USD 2.000 millones”.

Un importante núcleo de la relación comercial entre ambos países se basa en el sector automotor

Y si bien el envío de vehículos para el transporte de mercancías, es decir camionetas, dirigido a Brasil y Chile estuvo entre las exportaciones más altas en septiembre de acuerdo con Indec, el intercambio comercial en la industria automotriz es uno de los que más se recortó en los últimos tiempos. Esto se atribuye al doble efecto del estancamiento en el que se encuentra la economía brasileña, y a la fuerte devaluación acumulada de este año generando una caída generalizada de importaciones, particularmente en bienes intermedios como autopartes.

Con estos números, en los primeros diez meses del año el rojo acumulado llegó a USD 4.300 millones, una mejora considerable del resultado a la misma altura del 2017, un déficit de USD 6.600 millones.

En Ecolatina  coinciden en que el último bimestre de 2018 podría cerrar con un virtual equilibrio en  el resultado comercio bilateral, aunque el acumulado seguirá siendo negativo, por el abultado desequilibrio observado en la primera parte del año.

El año cerraría con un déficit de USD 4.400 millones, la mitad del saldo negativo registrado en 2017 (USD 8.200 millones).

Dejar un comentario