Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Incidentes en la Municipalidad: ”Rompí el vidrio porque un milico me empujó”

Testimonio de las mujeres que protagonizaron los incidentes en el municipio; aseguran que fueron reclamar porque le negaron comida en un merendero del barrio.

El martes  una mujer junto a su hija discapacitada concurrieron al primer piso de la municipalidad, su reclamo era muy puntual, quería que le restituyeran a su hija la porción de alimentos que le habían negado en el comedor del barrio.

Lorena se puso nerviosa y el personal de “seguridad” del municipio llamó al comando radioeléctrico, la versión oficial es que la mujer “rompió vidrios”. Este miércoles, pasadas las 17.00 horas, fue liberada tras permanecer la noche y toda la mañana detenida en la comisaría del Menor y la Familia, pidió la presencia del móvil de EL SOL para contar su verdad.

Ayelen Ibañez es la hija de Lorena contó que fueron a la municipalidad expresar la queja por el trato que reciben en el comedor ubicado en Larocca y Teniente Ibañez, “fui a buscar la comida y el tipo me echo, me quiso pegar con un palo porque no quiere que vaya más, después fuimos a la municipalidad, y a mí y mamá nos arrastraron por la escalera, yo rompí el vidrio sin querer porque me empujaron, un milico me empujó”, dijo Ayelen. “Nos arrastraron de los pelos y los vigilantes nos pegaron por reclamar la comida”, agregó.

En ese preciso instante, llegó a su domicilio Lorena Ibáñez, luego de  pasar toda la noche y parte de la mañana detenida en la Comisaría del Menor y la Familia; después de abrazar a su hija manifestó “fui a reclamar un plato de comida a ese sinvergüenza del comedor, tiene el merendero “Los Eucalitales” y le niega la comida a mi hija discapacitada, ella es esquizofrénica severa cuando me agarraron para sacarme entró en crisis y quería romper todo, el delincuente del comedor nos dijo que iba a darle de comer a la nena y no se la dio, ella se durmió llorando y por eso fuimos a la municipalidad para que alguien nos escuche, me mandaron 20 policías, estamos golpeadas, el milico me pisaba el pie para que me calle, me agarraron el cuello, mañana voy a denunciar en tribunales”, adelantó Ibañez.

Prosiguió relatando que sufrió tormentos durante su detención en la sede policial y que le decían: “’te voy a partir la cabeza con la pistola negra de mierda, mugrienta muerta de hambre‘, eso me decían y me pegaban”.

Luego cargó contra el responsable del comedor a quien lo sindicó de pedir sexo por raciones de comida a las mujeres del barrio, “es un degenerado usa la comida para tener sexo, me extraña como ese tipo puede tener un comedor”, denunció.

Dejar un comentario