Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Los policías detenidos en Villaguay dicen que fueron consumidores, pero no narcos

Con un fuerte operativo de seguridad arribaron el lunes por la mañana a la ciudad de Concepción del Uruguay las 15 personas detenidas, entre ellas cuatro policías, acusadas de integrar una banda narco que recibía cocaína desde Moreno, en la provincia de Buenos Aires para comercializarla en Villaguay.

De acuerdo a lo informado por Uno, alguno de los detenidos ejerció su derecho de defensa y declaró, mientras que otros de los aprehendidos decidieron quedarse callados o, como se dice en la jerga judicial, abstenerse.

Los allanamientos se realizaron en la ciudad de Villaguay, Raíces Este, Villa Clara y en la localidad bonaerense de Moreno.

Los operativos fueron ordenados por el juez federal de Concepción del Uruguay Pablo Seró, quien ayer comenzó a escuchar los descargos de los acusados.

Tres policías detenidos decidieron hablar. Dos dijeron que no tienen nada que ver con el caso. Es más, explicaron que fueron consumidores de estupefacientes y por eso pueden aparecer en alguna filmación o escucha. Los dos funcionarios aclararon que no tienen nada que ver con el negocio del narcotráfico. Uno de ellos dijo que ni siquiera tiene droga en su poder. Estos funcionarios serán sometidos a estudios médicos para ver si es real lo que dicen. Otro efectivo señaló que no tiene absolutamente nada que ver con el caso. El hombre que se desempeña como chofer está sindicado como cobrador de las coimas. El funcionario rechazó de plano la imputación.

La investigación para desbaratar la organización delictiva, llevaba un año y medio de trabajo, según informó la Policía. La Justicia investiga una Asociación Ilícita, pero las defensas sostienen que entre muchos de los detenidos no hay ni siquiera relación o conocimiento físico.

Una fuente judicial indicó que este tipo de calificación es muy difícil de probar. El hombre conocedor del sistema judicial asegura que este tipo de delito le permite a la Justicia tener detenido a una persona uno o dos años y luego acusarlo por otra cosa.

No es la primera vez que hay policías bajo sospecha de participación en el narcotráfico. El último caso que llegó a juicio en Paraná fue contra el responsable de la Dirección de Toxicología de la Policía de Entre Ríos, el comisario inspector Mario Núñez, quien fue absuelto pero Casación ordenó en julio la realización de un nuevo juicio porque existen elementos que indicarían que el funcionario policial habría brindado protección a una banda que comercializaba marihuana y cocaína en Concepción del Uruguay, Concordia, Colón y también exportaba a Uruguay.

Núñez fue absuelto por el Tribunal Oral Federal de Paraná, integrado por Lilia Carnero, Roberto López Arango y Noemí Berros en junio del año de un delito de encubrimiento en cumplimiento de los deberes de funcionario público. Los consideraron que las acusaciones contra Núñez habían producto de “una eventual conducta de mala fe” de sus propios compañeros de la fuerza. El fallo fue apelado por el fiscal José Ignacio Candioti.

EL CASO

Con aportes de testigos, sumados a filmaciones, escuchas telefónicas y otros datos surgidos de la investigación, es que el sábado a la mañana se desencadenaron en forma simultánea 24 allanamientos, de los cuales 21 fueron en la ciudad de Villaguay, uno en Raíces Este, otro en Villa Clara y el restante en Moreno, Buenos Aires.

Según la información oficial, los detenidos que pertenecen a la policía de Entre Ríos son el cabo de Fabián Eduardo Gómez, el sargento Félix Leonardo Lugren, el sargento primero Ricardo Rorh y el subcomisario Víctor Andrés Ferreyra. Estos funcionarios policiales fueron separados de la fuerza y pasados a situación pasiva.

Además, hay otros dos funcionarios policiales que fueron detenidos y puestos en libertad, pero de igual manera se dispuso separarlos de sus cargos y pasarlos a disponibilidad mientras se desarrolla la investigación judicial. En ambos casos ha tomado intervención la Dirección de Asuntos Internos con directivas expresas del Jefe de Policía de Entre Ríos. Oficialmente se comunicó que los civiles arrestados son: Cipriano Rafael Invelloni, de 22 años; Andrés Nogera Sánchez, de 43; Verónica Griselda Cudel, de 40; Gustavo Javier Pintos, de 41; Nazareno Facundo Regalado, de 25; Juan Domingo Regalado, de 32; Eduardo Martín Binsak, de 20; Eduardo Ariel Binsak, de 43; Juan Sebastián Segovia, de 36 años.

Por otra parte, también se informó que dos comisarios fueron demorados y liberados al igual que otros tres hombres y una mujer. Todos están supeditados a la causa. En Moreno fueron arrestados un hombre y una mujer que tenían cocaína y dólares en su poder. Se les secuestró, además de los teléfonos, balanzas electrónicas, un vehículo y cuadernos con anotaciones.

La investigación arrancó para desarticular una banda narco, pero con el paso de los días comenzó a surgir que policías estaban involucrados. Se deslizó que algunos funcionarios filtraban datos de investigaciones y operativos y otros otorgaban protección. Sin embargo llamó la atención que un funcionario policial tenía armas sin registrar y surgiría de las escuchas que supuestamente las alquilaba.

De la investigación se desprendería que la banda recibía cocaína de Buenos Aires y la vendía en Entre Ríos.

Dejar un comentario