Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Impacto negativo de la devaluación en Argentina y Brasil

Lo anunció el CEO de la cadena española de supermercados Día que opera en Argentina. Las ventas globales del grupo cayeron 13,9% en nueve meses.

La cadena española de supermercados DIA (sigla de Distribuidora Internacional de Alimentos) presentó anteayer los resultados globales del tercer trimestre del año, que agravaron aun más la frágil situación que vino demostrando en lo que va del año. En ese contexto adverso, el CEO de la compañía que cuenta con fuerte presencia en Argentina anticipó “una reducción de los niveles de inversión en el corto plazo” y más “disciplina” en el “seguimiento y control” de la rentabilidad.

En el acumulado de los primeros nueve meses, DIA registró una caída de 13,9% en sus ganancias netas globales. Estas cifras se tradujeron en una inmediata caída de 14% en el valor de las acciones en la Bolsa de Madrid, sobre todo porque la empresa evitó dar cifras sobre el recorte de sus ganancias en el período.

DIA explicó que el desplome de las ventas se debió una caída de 4% en España y el impacto de la fuerte devaluación de las monedas de Argentina y Brasil durante el período: en el caso argentino el reporte estimó en -30,9% la depreciación del peso argentino. Y del -16,1% en el real brasileño. Esta diferencia cambiaria tuvo un efecto negativo de 18,3% sobre el comportamiento de las ventas.

La caída de ventas en los mercados emergentes donde opera DIA entre los que figuran Argentina y Brasil- representó 1.610 millones de euros, con un descenso de 31,1% medido en euros. Sin embargo, en moneda local las ventas netas aumentaron un 18,8%, aunque en cada caso las cifras están influidas por la inflación de cada país.

Además de la depreciación de monedas en Argentina y Brasil, la cadena registró un retroceso del 2,5% de las ventas en España, su principal mercado. Por eso, Antonio Coto, consejero delegado del grupo desde agosto, salió anteayer a aclarar que “vamos a concentrar nuestros esfuerzos en España, nuestro principal mercado, con un plan de cambio operativo realista y estricto en el corto plazo, para revertir la tendencia actual”.

Respecto de los resultados fuera de España, Coto dijo que “en Argentina y Brasil nuestra posición es muy sólida y nuestro futuro prometedor pero a la vista de la incertidumbre macroeconómica actual que afecta actualmente a estas dos economías es el momento de mantener una postura más prudente”.

En este sentido planteó un panorama de lo que puede suceder en el país: “La compañía pondrá el énfasis en una gestión eficiente del flujo de caja y en una reducción de los niveles de inversión en el corto plazo. Seremos mucho más disciplinados en cada euro que invertimos, igual que en el seguimiento y control” de la rentabilidad.

Dejar un comentario