Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Hicieron un boquete y se llevaron el dinero de los sueldos

Este fin de semana se produjo un hecho delictivo en la empresa “Dos Gringos”, un taller de elásticos que se encarga del sistema de suspensión de vehículos pesados, funciona en un galpón en la intersección de calles Córdoba y Concejal Veiga. Allí ingresaron delincuentes saltando el muro perimetral de una casa vecina que da con la parte de atrás del galpón y una vez ahí realizaron un boquete de 50 x 36 en una pared de 30 Cmts, y se llevaron $150.000 en efectivo.

Sobre lo ocurrido, Roberto Oliva, hermano de Víctor, propietarios del taller “Dos Gringos”, dijo a cronistas de EL SOL que “cuando vinimos hoy de mañana (por ayer lunes) nos encontramos con un boquete en la pared de la oficina, nos entraron por el fondo y nos robaron unos $150.000 que estaban preparados para pagar los sueldos para los muchachos”.

“Estamos amargados pero contentos -reconoció- porque la plata va y viene y mientras podamos trabajar seguimos adelante porque no rompieron nada en la oficina, únicamente la pared y ahora hay que reacondicionar un poco la pared y poner todo en orden ahí y seguir trabajando como lo estamos haciendo”, señaló con optimismo Oliva.

Consultado si podría tratarse de una “vendetta”, Oliva aseguró que “hay un dato que tenemos, habría sido una sola persona la que entró y ahora estamos viendo en las cámaras de seguridad del galpón de enfrente. Esto tiene que haber pasado el domingo entre las 5 y las 7 de la mañana. Acá pegado al galpón -dijo- vive una señora pero nos dijo que no escuchó nada, sin embargo saltaron por el muro de ella que da al fondo nuestro y ahí le mandaron martillo para hacer el boquete”.

Entrevista a Roberto Oliva, hermano de Víctor, propietarios del taller “Dos Gringos”.

Roberto precisó que “hicieron el boquete en el lugar justo, ni un metro para ningún costado, en el lugar justo, entraron y fueron directo a un armario en el que había una cajita con la plata y se la llevaron. Menos mal -agradeció- que no vieron los cheque porque teníamos más de $350.000 en valores pero no los vieron”.

Por último detalló que: “se ve que el que entró y sabía que si atravesaba la puerta de la oficina para pasar al taller, se activaría la alarma”.  

Dejar un comentario