Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Jóvenes alcoholizados a las piñas entre ellos rompen vidriera de un negocio de comidas

En la madrugada de este domingo -3:45 hs- un grupo de jóvenes malentretenidos y aparentemente alcoholizados se tomaron a trompadas en plena vía pública, zona céntrica.

Automovilistas que pasaban por el lugar llamaron al Comando Radioeléctrico, quienes enviaron una patrulla a Bernardo de Irigoyen y Sarmiento y al llegar no solo constatan la pelea sino que había degenerado en una virtual guerra de piedras que fueron arrojándose entre sí, en medio del pandemónium y el griterío, los oficiales trataron de hacer cesar las agresiones mutuas pidiendo refuerzos.

A la llegada inmediata de otro móvil, pudieron entre todos los funcionarios sostener a los más revoltosos recibiendo improperios de grueso calibre y algunas trompadas pero unas piedras ocasionaron la rotura del vidrio del negocio de comidas rápidas GUSTEAUS, por lo cual no les quedó otra a los policías que dar intervención al fiscal en turno, el que enterado del hecho, dispuso que los aprehendidos sean trasladados de inmediato a la sección alcaidía y que se inicie causa criminal por el supuesto delito de “Daño en flagarancia”, por lo ante la protesta de los jóvenes y sus amigos, fueron introducidos dentro de los patrulleros y conducidos a la Alcaidía, algunos rápidos de piernas, pusieron pie en polvorosa y desaparecieron de escena apenas vieron la llegada de los patrulleros, los que quedaron, acusaron a quienes se fueron de haber provocado el incidente que produjo los daños.

En la mañana de hoy, los padres se hicieron presentes en la Policía reclamando que sus “nenes” no habían regresado a sus hogares, anoticiados de lo que había pasado, algunos expresaron su conformidad con el accionar policial que impidió siguiera el conflicto y que resultaran heridos, considerando que era un buena lección que hubieran estado detenidos unas horas, pero otros –dicen- protestaron airadamente porque los hijos de ellos son modelos de conducta y convivencia y que jamás de los jamases podrían haber roto el vidrio del local de comidas rápidas y menos agarrarse a trompadas con sus amigos, haciéndose acompañar por abogados, para que inmediatamente se los dejara en libertad.

Dejar un comentario