Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Crimen del motociclista: La investigación apunta a un ajuste de cuentas y al perfil delictivo de la víctima

Hasta el cierre de la presente edición no se habían registrado detenciones en la causa, una fuente de la investigación adelantó a EL SOL que la pista más firme que tienen es un presunto “ajuste de cuentas”.

EL SOL pudo averiguar que Ledesma fue visto en horas de la mañana del viernes por varios testigos, que habría visitado un domicilio en la localidad de Estación Yeruá, entre las 09.00 y las 10.00 de la mañana. Cabe recordar que el llamado que alertaba la presencia de un cuerpo tirado al lado de una motocicleta marca Yamaha en el trayecto hacia Estancia Grande ocurrió a las 10:20 hs.

Para los investigadores hay un agujero negro entre las 09.30 y las 10.00 de la mañana que es cuando creen que lo ultimaron, confirmando que fue al regreso hacia Concordia.

¿QUIÉN ERA MARIO ALBERTO LEDESMA?

Según cuentan, Ledesma tenía un frondoso prontuario en su haber, estaba vinculado a conocidos delincuentes y a causas por abuso de armas y robos, en una oportunidad lo habían baleado.

Habría tenido participación en varios delitos, principalmente robos y asaltos a establecimiento rurales de la zona, y aseguran que “le habría cortado el pelo” a uno de sus socios, término utilizado en la jerga criminal cuando hay una mejicaneada, aparentemente no habría cumplido con el reparto de un mal habido botín.

Esta hipótesis vino de parte de sus propios familiares quienes relataron en la justicia que Ledesma hace algunos días había sido amenazado por un sujeto que reside en el barrio La Colina de nuestra ciudad, lugar donde en la mañana del sábado se efectuaron allanamientos sin resultados. En su entorno también contaron que no era muy querido y hasta tenía problemas en el seno de su propia familia por deslealtades.

En su actividad delictiva se encargaba de realizar las tareas de inteligencia previas antes efectuar los robos, “marcando” casas, quintas y aserraderos en la zona, también era el encargado de vender las armas y los bienes robados en los atracos que efectuaban en el ejido rural.

Confiaron a EL SOL que es cuestión de horas nada más para resolver el crimen, solo estarían faltando elementos probatorios, dando a entender que él o los autores estarían visualizados y se trataría de algunos “pesados” del ambiente del hampa que se dedican, al igual que el hombre ultimado este viernes, al asalto, especialmente a establecimientos cítricos y chacras de los alrededores, no descartándose que también hayan actuado en ciudades aledañas.

Imagen: Ledesma había sido amenazado por un sujeto que reside en el barrio La Colina

Dejar un comentario