Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Alrededor de 30 manifestantes fueron detenidos durante la represión en el Congreso

Las detenciones se produjeron en el marco de la represión policial a quienes manifestaban contra la aprobación del Presupuesto 2019 que consagra los recortes que el Gobierno acordó con el FMI. Algunas personas fueron arrestadas a más de quince cuadras del Congreso. En el recinto de Diputados continúa el debate.

Unas 30 personas fueron detenidas por la policía en el marco de la represión a los manifestantes que protestaban contra el ajuste fuera del Congreso. La Cámara de Diputados, que fue escenario de cruces y forcejeos en simultáneo con el avance de las fuerzas policiales, retomó la el debate del Presupuesto 2019 tras el cuarto intermedio al que convocó en medio de los incidentes.

Movilizadas por el rechazo al ajuste acordado por Mauricio Macri con el Fondo Monetario Internacional miles de personas se acercaron desde primera hora al Congreso. Antes de la manifestación las organizaciones sociales y sindicales convocantes habían advertido, a partir de la presencia de bolsas y volquetes con piedras en las zonas aledañas, la posibilidad de que aparecieran infiltrados para provocar la reacción de las fuerzas de seguridad.

La represión se desató a primera hora de la tarde, cuando los diputados empezaban a debatir el presupuesto. A esa hora la Plaza Congreso estaba colmada y la multitud llegaba casi a Avenida de Mayo. La policía, que había montado un fuerte dispositivo de seguridad y vallas para impedir que los manifestantes llegaran hasta el Parlamento, reaccionó al recibir algunas pedradas. Los policías dispararon con gases y también avanzaron con carros hidrantes.

La Defensoría del Pueblo de la ciudad consignó la detención de 26 personas. Algunas fueron arrestadas en inmediaciones del Congreso pero otras lejos de allí. Fue el caso de Nacho Levy, referente nacional de La Poderosa y otros integrantes de esa organización, a quienes detuvieron en la esquina de Carlos Calvo y la 9 de Julio, a más de 15 cuadras de la Plaza Congreso. Los otros tres miembros de La Poderosa detenidos son Gonzalo Matías Zamudio, Francisco Pandolfi y Lucas Manuel Zunino.

A todos los detenidos se los acusa de los supuestos delitos de resistencia a la autoridad, lesiones y daños. Interviene la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas número 15 de la Ciudad de Buenos Aires.

INCIDENTES EN EL RECLAMO POR LA LIBERACIÓN DE LOS DETENIDOS

Una multitud de militantes sociales, sindicales y de derechos humanos, además de legisladores y dirigentes políticos, se autoconvocaron frente a la Comisaría 43ª, donde funciona la Alcaidía 10, en el barrio porteño de Floresta, para exigir la liberación de los detenidos durante el debate del presupuesto en el Congreso. Ante los reclamos y el creciente malestar, la Policía respondió con un vallado humano, golpes y hasta gas pimienta.

“Un cordón policial impide el ingreso de los abogados y las abogadas que venimos a asistir a los compañeros detenidos arbitrariamente en la movilización contra el presupuesto de Macri y el FMI”, explicó María del Carmen Verdú, de la Correpi.

De acuerdo con lo informado por el fiscal Federico Tropea, los detenidos están imputados por “atentado y resistencia a la autoridad, lesiones y daños”.

La organización La Poderosa, cuatro de cuyos miembros permanecen detenidos, reclamó que el fiscal Tropea “no convalide este circo y ordene la inmediata libertad de Nacho Levy y todos los detenidos arbitrariamente”.

Los incidentes se produjeron frente a la comisaría cuando agentes de la Policía, con casos y escudos, negaron el ingreso a los abogados y legisladores interesados por la situación de los detenidos. Hubo gritos, forcejeos y uniformados tirando gas pimienta. Finalmente, en medio de la hostilidad, pasadas las 20.30, abogados y referentes de la política y los derechos humanos pudieron entrar en la Alcaidía. La multitud continuaba aguardando la liberación de los detenidos, que serían cerca de treinta.

Dejar un comentario