Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Condenaron a tres médicos en la primera sentencia a civiles cómplices del Terrorismo de Estado en Entre Ríos 

Así lo dio a conocer el Tribunal Oral Federal de Paraná. Es la causa que juzgaba por sustitución de identidad y robo de bebés, a los médicos propietarios del Instituto Privado de Pediatría, Miguel Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi. Se trata de la primera sentencia a civiles cómplices del Terrorismo de Estado en Entre Ríos. 

La lectura del adelanto de sentencia fue realizada por el juez federal Roberto López Arango. El doctor Miguel Torrealday, fue encontrado responsable como partícipe necesario y fue condenado a 9 años de prisión, como también se le impuso una inhabilitación absoluta por el mismo tiempo de la condena. Por su parte, David Vainstub y Jorge Rossi recibieron una condena de seis años, como partícipes secundarios.

El tribunal declaró al doctor Miguel Torrealday “partícipe necesario del delito de alteración o supresión del estado civil de menores de 10 años, en concurso ideal con el delito de sustracción, retención y ocultamiento de dos niños menores de 10 años”, señaló López Arango y por tal motivo,según informó Elonce, “condenar a Torrealday a la pena de 9 años de prisión e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena”.

 

En tanto, declaró a Jorge Rossi, como “partícipe secundario del delito de alteración o supresión del estado civil de menores de 10 años, en concurso ideal con el delito de sustracción, retención y ocultamiento de dos niños menores de 10 años”, afirmó el magistrado y lo condenó a la pena de “seis años de prisión e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena”.

Finalmente, se sentenció a David Vainstub a “seis años de prisión e inhabilitación absoluta por el tiempo de la condena”, por ser encontrado “partícipe secundario del delito de alteración o supresión del estado civil de menores de 10 años, en concurso ideal con el delito de sustracción, retención y ocultamiento de dos niños menores de 10 años”.

También el tribunal, ordenó remitir pruebas a la Fiscalía para investigar por la posibilidad de falso testimonio a Marta Ofelia Gómez. Asimismo, se pidió remitir copia del careo entre Sabrina Gullino y Estela Maris Cuatrín, a fin de continuar con la búsqueda del paradero del hermano mellizo de Sabrina Gullino, señaló López Arango.

Ph: Afuera organismos de DDHH y militantes esperaban el veredicto.

Los fundamentos de la sentencia se darán a conocer este miércoles a través de un soporte digital.

En el proceso se juzgó a los socios propietarios del IPP por haber recibido a los hijos de Raquel Negro y Tulio Valenzuela, derivados horas después de nacer desde el Hospital Militar de Paraná; por haberlos internado, atendido y luego entregado a personas hasta ahora desconocidas. Todo esto ocurrió en marzo de 1978. La beba mujer restituyó su identidad 30 años después, mientras que el varón todavía no fue localizado.

Los bebés estuvieron en la neonatología el IPP separados de sus padres y familiares biológicos, fueron inscriptos de modo irregular (como NN López el varón y como Soledad López la niña). Los médicos y dueños del IPP omitieron dar aviso de esta situación al Consejo del Menor o las autoridades judiciales competentes.

Para escuchar el veredicto del juez, en la sala se encontraba Sabrina Gullino, melliza del aún desaparecido hijo de Raquel Negro y Tulio Valenzuela. Aplausos se escucharon en el tribunal tras la breve lectura del magistrado.

Mientras tanto, los organismos de Derechos Humanos de Paraná y otras ciudades de Entre Ríos esperaron la sentencia, en las puertas del Tribunal Oral Federal, donde se realizó una radio abierta y un acto y festival popular.

Dejar un comentario