Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Barquinazos: Bahler y el cambio de opinión sobre Bordet de ‘autista’ a ‘reserva moral de Entre Ríos’

El diputado provincial Alejandro Bahler suele sorprender por sus declaraciones y también por su capacidad para pasar de ser aliado a opositor en poco tiempo. En menos de un año pasó de ser crítico del gobernador cuando dijo “está en un papel autista y después de octubre vamos a tener que arrodillarnos frente a Macri”, a su actual interpretación como aliado: “Bordet es la reserva moral de Entre Ríos”. Las especulaciones respecto de lo que pasó en el medio para ese cambio tan drástico son de una variada gama, ninguna lo deja bien parado.

El diputado provincial Alejandro Bahler dijo este viernes: “Hay que valorar cuando las cosas para adelante. El Gobernador ha puesto en caja la provincia junto a su grupo económico, la ha equilibrado y se proyecta un 2019 acorde a ese trabajo”, señaló el diputado.

Y luego Bahler remató diciendo “Bordet es la reserva moral de Entre Ríos. En él veo un futuro presidenciable 2023, porque tiene lo que la gente reclama: es honesto, de bajo perfil, trabajador y mantiene las cuentas claras en la provincia”.

LA  COINCIDENCIA CON LO QUE PENSABA ANTES ES ESCASA

El diputado lo criticó duramente a Bordet por su alianza con Jorge Busti y por su estrategia electoral en las pasadas elecciones legislativas.

El legislador había dicho hace menos de un año que Gustavo Bordet “está en un papel autista y después de octubre vamos a tener que arrodillarnos frente a Macri”.

Esa declaración, que le valió una acción judicial de parte del INADI debido a que la esposa del gobernador lo denunció ante ese organismo, era lo menos hiriente. El diputado solía despacharse con definiciones más brutales aún.

Varios fueron los que en ese momento le salieron al cruce, uno de ellos fue un ex aliado suyo, el diputado provincial –también del massismo – Daniel Koch quien definió a Bahler de esta manera….

“Que Bahler hable de coherencia es una broma de mal gusto”, dijo Koch, “si hasta el 2015 fue empleado del ministerio de Gobierno y simultáneamente se ufanaba de ser antikirchnerista; nunca pudimos escuchar una explicación coherente a esa fuerte ligazón con el gobierno provincial y menos aún, como hacía para cobrar sin trabajar; en criollo del 2008 al 2015 fue un ñoqui en un importante organismo del Estado, lo cual fue comprobado mediante los distintos decretos y sus facturas debidamente abonadas”.

“Sería interesante que el legislador comience a anclarse en la realidad cotidiana y dejar de fantasear con ser un dirigente de primera línea, es prácticamente imposible que un ñoqui llegue a convertirse en raviol”.

Otro dato que abona el sentir de muchos ciudadanos sobre opiniones pésimas de “la política y los políticos”, tiene que ver con las inconsistencias de sus protagonistas.

Bahler fue durante años uno de los bustistas más empedernidos, hoy es uno de sus peores enemigos. Saltó de un lugar a otro sin mayores explicaciones.

Son esas incongruencias, inconsistencias y sobre todo la falta de coherencia lo que hace que millones de personas sientan que la política es mala palabra. 

Fuente: Diario Junio // Imagen: Diputado provincial Alejandro Bahler

Dejar un comentario