Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Franckie Dettori

Lanfranco Dettori nació el 15 de diciembre de 1970 en la ciudad de Milán en Italia, hijo del conocido jockey y campeón en Italia, Gianfranco Dettori y de una artista de circo profesional, que se ganaba la vida con un talento que consistía en girar hacia atrás, parada sobre dos caballos.

Muy pequeño, con solo ocho años de edad, consiguió su primera montura, la de un pony palomino. Frankie dedicaba todas las noches a perfeccionar sus habilidades como jinete. Le gustaba tanto y quería convertirse en un profesional como su padre, que decidió dejar el colegio a los 13 años y dedicar todo su tiempo en las caballerizas y a ser un muy aplicado aprendiz de jockey. Con ese mismo impulso en 1984 Frankie dejó Italia y se instaló en Inglaterra donde trabajó para el entrenador italiano Luca Cumani en Newmarket. A pesar de lo joven que era, hacer este sacrificio le dio buenos resultados, ya que en sólo dos años, Frankie había montado a los ganadores en Italia y en Inglaterra y obteniendo  muy rápido otros éxitos.

Para 1989 y con solo 19 años de edad, el joven Frankie Dettori se convirtió en el único y permanente jockey de su mentor, Luca Cumani, luego de haberse convertido en “Campeón Aprendiz”. Con 20 años ya era dueño de cien victorias y en 1991 ganó su primer derby en Alemania, colocándose rápidamente en la jerarquía de los mejores jockeys del mundo. Ningún adolescente había conseguido tanto en tan poco tiempo y esto se debió a su técnica que le permitía montar con las manos ubicadas lo más bajo posible, brindándole la máxima relajación al caballo y un manejo absoluto del animal.

Frankie consiguió ganar cada una de las siete carreras en las que participó, haciéndose merecedor del premio más importante en Ascot, el 28 de setiembre de 1998. Este record fue muy difícil de superar y siempre será recordado por haberlo obtenido. Es un apasionado amante de la cultura inglesa, otorgándole el título honorario de MBE, Miembro del Imperio Británico,  y fanático del Arsenal. Entre otros aspectos de su vida, se ha dedicado también, a ser un próspero empresario, sacando al mercado una línea de comida italiana congelada, que hasta hoy le otorga muy buenos resultados.

En el 2001, Frankie estaba a bordo de un avión que por situaciones desconocidas se fue a la deriva, terminando estrellándose. El piloto murió instantáneamente, pero por cosa de milagro, el jockey sobrevivió y salió ileso de tan terrible accidente. En noviembre del 2008, estuvo participando en la semana de la hípica argentina, su misión fue la de varear algunos de los caballos en Palermo y el 15 del mismo mes, tuvo la oportunidad de competir en la gran jornada del Gran Premio Nacional.

No se equivocan al afirmar que este exitoso jockey italiano nació con la fusta en la mano, y que desde niño tuvo muy claro lo que quería ser en el futuro: El mejor jockey del mundo, al igual que su padre.

ACTUALIDAD

Ciertamente, la tresañera Enable demostró que se trata de una de las mejores – si no la mejor – yegua del mundo. La campeona hija de Nathaniel (Galileo) en Concentric, por Sadler’s Wells, logró una convincente victoria, su séptima en apenas ocho actuaciones, llevándose los máximos honores en el prestigioso Qatar Prix de l’Arc de Triomphe (G1) el pasado domingo en el hipódromo de Chantilly. Conducida por el estelar Lanfranco Dettori, la pupila de John Gosden que defiende los clásicos colores del príncipe Khalid Abdullah (Juddmonte Farms) obtuvo así su quinto triunfo Grado 1. Casualmente, esta edición del Arc fue también la quinta victoria para Dettori en la importante competencia.

Muchos notaron que Dettori no estaba tan eufórico como en otras ocasiones. Su reacción después de la carrera fue, si se quiere, predecible. Lanzó besos al público, y luego ejecutó su célebre “desmontada voladora”. Sin embargo, su lenguaje corporal denotaba menos emoción, menos adrenalina que la que usualmente muestra cuando gana un importante premio.

Sucede que para Lanfranco Dettori, esta carrera resultó demasiado fácil.

“Fue demasiado perfecto,” dijo luego de la carrera. “Increíble. Yo iba pensando, ‘Es esto real o yo estoy soñando?’ Todo pasó tal como lo había visualizado, y ella ganó como lo había visualizado. Generalmente suceden cosas inesperadas en el Arc, pero hoy todo fue tan fluido, casi imperceptible.”

Si acaso hubo un momento que requirió de la pericia de Dettori, fue temprano, mientras que trataba de lograr la posición ideal para correr a través de la pista de Chantilly y luego atacar en la recta final. Pero como todo en esta carrera, esa maniobra también fue imperceptible.

“Le había dicho a John (Gosden) que básicamente tendría unos 400 metros para descifrar lo que iba a ocurrir. Si me hubiese tocado señalar el camino lo hubiera hecho, pero entonces vi a Idaho correr adelante así que lo dejé ir. Luego pude ver a Order Of St. George a mi costado, así que miré atrás y logré que la yegua se quedara detrás de Order Of St. George.”

“A partir de allí, trabajo hecho. Estaba donde quería estar. No tenía a nadie a mi izquierda y la yegua corría con libertad en la curva. Para no hacer correr tan temprano, pensé, ‘Cuenta hasta 10, espera los 400 finales’. Ella me respondió plenamente, sacando tres o cuatro cuerpos, mantuvo su aceleración, y yo solo me dediqué a contar los postes.”

Dettori es ahora el mayor ganador del Arc de Triomphe con cinco victorias. “Soy el primero en lograrlo, pero hay que ver que también lo he intentado 29 veces, así que mi efectividad no es tan alta,” bromeó. “Cada una de esas victorias ha sido muy especial, pero montar un favorito de 4/5 en el Arc pone nervioso a cualquiera. Yo estaba nervioso, soy humano.”

Aunque el entrenador John Gosden aspira que Enable pueda intentar repetir en Longchamp su triunfo en el Arc, dijo que correr o no el próximo año será una decisión de su propietario. En el fondo, Gosden cree que esta pudo haber sido su última carrera de 2017, y la última de su extraordinaria campaña.

Por GUSTAVO RAPETTI | gustavorapetticoncordia@hotmail.com

Dejar un comentario