Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Caso Pelayo: La familia interpondrá acciones legales contra la provincia

Lo confirmó a El Sol el Dr. Rafael Briceño, quien fuera el abogado defensor del hombre que tomó la drástica decisión de quitarse la vida en la Jefatura de Policía tras recibir la condena por abuso sexual, ahorcándose en el calabozo con un cordón y cinturón. 

Sebastián Pelayo hace tres días fue condenado a 13 años de prisión efectiva por una causa de abuso sexual, luego se suicidó usando cordones y un cinturón en una celda de la jefatura departamental de Policía. El hombre tomó la drástica decisión a pocos minutos de conocer la pena, sabiendo que lo trasladarían a la Unidad Penal de la ciudad.

Ahora su abogado, el Dr. Rafael Briceño (imagen), confirmó a nuestro medio que inicia una causa por la responsabilidad de la policía de custodiarlo entendiendo también que el estado provincial es considerado responsable por hechos u omisiones de los funcionarios públicos en el ejercicio de sus funciones.

“Recibí el llamado de la Sra. de Pelayo que me preguntó si me iba a seguir encargando de lo sucesivo que surja después de la muerte de Sebastián y le respondí que sí, no me gusta hablar de culpables y prefiero hablar de responsables. Acá hay algo que me llamó la atención, en el 99 por ciento de los casos no se decreta la prisión preventiva de una persona cuando es condenada en primera instancia sin un fallo de firmeza”, indicó en el primer punto .

Argumentó que la muerte de Pelayo se pudo haber evitado. “El siempre estuvo a disposición, se presentó espontáneamente en todos las oportunidades que fue citado por la fiscalía y cumplió con todas las reglas, hasta se sometió de manera voluntaria a que le extraigan sangre -cuando tenía derecho a abstenerse-. Considero que en la causa se hizo una pésima investigación y se lo prisionaliza inútilmente, hubo un severo erro del tribunal que se complementa con otro verdadero horror que es que lo alojen en una pocilga, porque eso no es una celda, sin ningún tipo de guardia ni control y sin observar una medida mínima de seguridad, las consecuencias son las que se obtuvieron y se perdió inútilmente una vida”, apuntó. 

Luego remarcó la impericia de todo el procedimiento. “Si detienen a alguien por averiguación de antecedentes en la calle le sacan los cordones, pero en este caso a un condenado en estado de shock se lo dejan. Este hecho no hubiese ocurrido sin el dictado de la preventiva que iba a recurrir al Superior Tribunal de Justicia, Pelayo es parte de una familia estigmatizada, si hubiese sido alguien de apellido le hubiesen dictado la preventiva” .

“Las cámaras apuntan para las rejas y no para el interior de las celdas y entonces no se para que sirven las cámaras, quiénes son los responsables de esto, el caso vale su estudio”, expresó .

Dejar un comentario