Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Abogado defensor: “Lo vi 15 minutos antes de suicidarse para darle ánimo”

El abogado Rafael Briceño manifestó a EL SOL su desazón por la muerte de su defendido Sebastián Pelayo y expresó que en todo momento falló el protocolo para los detenidos en la Jefatura, además dijo que la prisión preventiva fue excesiva.

“Fui uno de los primeros en enterarme, el protocolo falló y fue reconocido por el mismo personal con la prueba recogida en el lugar del hecho, que no le sacaron el cinto y creo que tampoco le sacaron los cordones, utilizó el cinto para ahorcarse. Un condenado reciente debió haber sido controlado hasta su entrada a un establecimiento especial, tiene que haber medidas de seguridad, sacarle las cosas peligrosas eso es elemental, de manual”, precisó el abogado quién adelantó que hablará con los familiares de Pelayo para continuar el caso.

“No es el momento de hablar de lo que sigue pero estuve conteniendo a su madre, a su hermana y a su ex mujer. Tenía hijos. Considero que la prisión preventiva que le dictaron, en un 99 por ciento de los casos no la dictan después del debate, es exagerada, excesiva y abusiva. Él estuvo siempre a disposición y se presentó espontáneamente en el proceso, se presentó a todos los exámenes concurrió a todas las audiencias e incluso concurrió a la lectura del fallo que no es obligación”, detalló el letrado.

Opinó que el fallo estará en un par de días aunque sea intrascendente, pero “acá hay dos cosas que llevaron a este desenlace, como la mala decisión a mi criterio de encarcelarlo con prisión preventiva cuando el siempre se presentó y estuvo disponible y hasta en otra causa donde tuvo una condena de tres años en juicio abreviado que no recuerdo ahora porque fue y ahora se las unificaron en esta causa y nunca estuvo prófugo, no había elementos para la preventiva todo eso en conjunción con la falta de seguridad de la jefatura terminaron en lo que pasó, no es que solo no lo preservaron, son dos cuestiones importantes que llevaron a todo esto”, indicó Briceño.

Luego trazó una comparación con el caso Briozzi donde la condena recayó contra el sargento Antonio Acosta a quien le dictaminaron el arresto domiciliario “al policía le dictaminaron 18 años, hay un largo trecho entre 13 de Pelayo y los 18 años de Acosta casi un 50 por ciento más, pero no lo mandaron a prisión preventiva, porque es funcionario policial, Acosta es una persona que siempre nos mintió dio declaraciones distintas, ensució a sus propios compañeros y hasta intentó plantar un arma en el vehículo de la víctima y sin embargo le dieron arresto domiciliario”, indicó el abogado.

IMAGEN: EL ABOGADO RAFAEL BRICEÑO

Dejar un comentario