Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Boca le empató a Racing un clásico caliente

Racing le ganaba cómodo 2 a 0 a Boca y estiraba la ventaja en la punta del campeonato de la Superliga Argentina. Pero se quedó y el xeneize, sobre el final, le empató 2 a 2 en un clásico que tuvo de todo: goles, polémicas, expulsados…

Desde lo emotivo, fue un partidazo. Racing fue más que Boca en los 90 minutos. El conjunto de Coudet, fiel a su estilo, se llevó por delante al rival en intensidad. Y en el primer tiempo demostró una clara superioridad.

Lisandro López abrió el marcador a los seis minutos de juego, y a partir de ese momento la Academia manejó mucho mejor las acciones. Con el gran trabajo de Marcelo Díaz en el medio, como eje del equipo, el conjunto de Guillermo no pudo manejar la pelota y fue superado en la mitad de la cancha.

En ese primer tiempo, Boca recién pateó al arco a los 44 minutos, con un remate de Gago. Poco y nada para el bicampeón.

En la segunda mitad salió mejor el xeneize, pero Racing se volvió a acomodar y los 20 minutos, en una contra perfecta, Lisandro anotó el segundo tanto. Parecía todo terminado. Incluso, Racing tuvo el tercero, que tapó Rossi con los pies.

Pero a 10 minutos del final, una jugada aislada le permitió a Wanchope Abila capturar un rebote del arquero Arias y poner el sorpresivo 2 a 1. Acto seguido se fue expulsado Zaracho por doble amarilla, y cuatro minutos después, el colombiano Villa selló la igualdad.

El empate dejó con sensación de victoria a Boca, y a Racing con un sabor amargo. Si ganaba, la Academia quedaba a nueve del xeneize y estiraba la ventaja sobre sus perseguidores. Ahora, todo sigue igual que antes. Racing, de todos modos, sigue invicto.

El final dejó quejas para todos los gustos contra el árbitro Darío Herrera. Guillermo Barros Schelotto reclamó un penal contra Pavón y que los dos goles fueron en posición adelantada: fueron jugadas muy finas, pero dio la sensación que hubo fuera de juego.

Lo cierto es que Boca jugó mal, otra vez, y las quejas del DT ya no alcanzan para justificar el mal presente del equipo, que no aparece a pesar de todas las individualidades.

Coudet, una vez más, fue expulsado: tras el empate de Boca, entró a la cancha, insultó al árbitro y mostró una imagen que es habitual en el DT en los partidos calientes, sobre todo cuando el resultado no lo acompaña.

Pero como conclusión, pensando en lo futbolístico, el Chacho debe estar más tranquilo que Guillermo.

Dejar un comentario