Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Aunque dispone de dos pisos en Buenos Aires, CTM pretende gastar 1,7 millones de dólares en una nueva oficina

La Delegación Argentina de la Comisión Técnica Mixta (CTM) de Salto Grande evalúa comprar oficinas valuadas en 1,7 millones de dólares, siendo que dispone de dos pisos en pleno centro de la ciudad de Buenos Aires. Según se reveló en el programa televisivo Cuestión de fondo (Canal 9 Litoral), el inmueble pertenece a una constructora que aportó fondos para la campaña del PRO en 2015. Todo comenzó a discutirse 48 horas después de la renuncia del vicepresidente de la repartición, Raúl Bobillo, quien todavía no fue reemplazado.

La disponibilidad de los recursos que genera la explotación de la represa hidroeléctrica de Salto Grande es motivo de disputa política desde hace tiempo. Semanas atrás el diputado nacional Marcelo Monfort (Cambiemos-Entre Ríos) cargó en duros términos contra su colega justicialista Juan José Bahillo.

Entre otras cosas, Monfort expresó que el justicialismo entrerriano jamás se preocupó por exigir ese dinero, necesario para compensar los daños que la obra provocó en la región, dando a entender que lo de Bahillo era parte de una puesta en escena del oficialismo provincial.

Lo cierto es que también se viene hablando de un proyecto de provincialización, que tiene defensores como el senador provincial Ángel Giano (PJ-Concordia). Se trata de una iniciativa que encuentra resistencia en el gobierno nacional y en sus aliados entrerrianos.

Pero más allá de las declaraciones y de las chicanas políticas, la gestión del gobernador Gustavo Bordet también aludió a esa idea y lo hizo a través de la publicidad oficial.

El 26 de diciembre del año pasado, a través del decreto 4.602 del Ministerio de Cultura y Comunicación, la provincia difundió avisos por 1.209.228,26 pesos en diferentes medios. Así se plasmó una campaña titulada “Electricidad más barata-Provincialización de Salto Grande. Primero Entre Ríos”. Y así apareció otro tópico: el de la soberanía energética, dice un artículo aparecido en Análisis.

Pero más allá del debate y de la polémica, hubo otro hecho al que no se le dio su justa dimensión: la renuncia del ingeniero Raúl Bobillo a la Vicepresidencia de la Delegación Argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

El paso al costado de Bobillo se conoció el 17 de septiembre, a través de un comunicado oficial que brindó pocas explicaciones. Se dijo que su alejamiento obedecía a cuestiones estrictamente personales.

Desde Cuestión de fondo se quiso consultar sobre el tema al presidente de la Delegación Argentina ante la CTM, pero Roberto Niez prefirió no formular declaraciones.

Sin embargo, dos días después de la dimisión de Bobillo la CTM comenzó a analizar la eventual compra de un piso en el barrio porteño de Retiro, pese a que el organismo dispone de oficinas propias en la ciudad de Buenos Aires.

Están distribuidas entre los pisos 7º y 8º de un inmueble ubicado en Avenida Alem 449, aunque parece que la mudanza es necesaria. Por eso hubiese sido bueno hablar al respecto con Niez, pero el funcionario prefirió el silencio, lo que quizá esté relacionado con las características de las oficinas pretendidas y el monto que solicitan sus propietarios.

Durante la reunión de delegados que la CTM celebró el 19 de septiembre pasado se comenzó a evaluar un expediente en el que se alude a la “viabilidad de adecuación del cuarto piso”, un eufemismo para hablar del interés en la compra, pero sin mencionar ese término.

Para que la operación se concrete será necesario que el expediente pase por diferentes áreas de la CTM. Las formalidades administrativas requieren la intervención de Abastecimiento, Asesoría Letrada y Auditoría Administrativa y Financiera.

La inmobiliaria Toribio Achával está ofreciendo esa propiedad en 1.750.000 dólares. Un importe que si bien puede ajustarse a los valores de mercado resulta desmesurado en momentos de austeridad, ajuste y recesión.

El inmueble ofrecido por la inmobiliaria a través de su portal en internet ocupa el cuarto piso de un edificio ubicado en Suipacha 1111, fue construido en 1972 y pertenece a la constructora Grupo Brunetta SA. El edificio también es conocido como Torre Olivetti porque ahí tiene sus oficinas esa firma de máquinas y equipamiento para oficinas.

El piso en la Torre Olivetti cuenta con detectores de incendio en cielorraso, aire acondicionado frío-calor centralizado y refuerzo con equipos split. Además, dispone de una amplia y equipada cocina.

En caso de que la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande adquiera la propiedad también tendrá que hacerse cargo de tasas e impuestos, sobre los cuales la inmobiliaria no brinda datos en su página web.

En cambio, informa que el edificio cuenta con servicio de seguridad privada durante las 24 horas y dispone de seis ascensores. También señala que se trata de una construcción de 31 pisos que tiene un hall con doble altura y que está emplazada a metros de la Plaza San Martín, frente a la cual tiene su sede el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de la Nación, del cual depende la CTM.

¿Cómo entender el interés en evaluar este negocio inmobiliario? Quizá pueda encontrarse una pista en información pública que la Justicia Electoral ofrece a través de su página web. Y para eso hay que viajar en el tiempo y retroceder tres años.

En 2015, al presentar su balance anual, la conducción del PRO en el orden nacional informó sobre el listado de aportantes para la campaña electoral de ese año. Y bajo el rubro Contribuciones y Donaciones Privadas de Personas Jurídicas recibidas en efectivo desde el partido Propuesta Republicana incluyeron a Grupo Brunetta SA.

El importe figuró en el folio 42 del informe oficial, como parte del Anexo III de los Estados Contables del PRO al 31 de diciembre de 2015. En el documento quedó asentado que el PRO recibió de empresas de distintos rubros 84.285.918,05 pesos. A esa suma millonaria se sumaron los aportes de particulares, aunque los nombres de los accionistas de Grupo Brunetta SA no aparecieron en ese listado.

Imagen: Roberto Niez, presidente de la delegación argentina ante la Comisión Técnica Mixta de Salto Grande.

Dejar un comentario