Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La Haya falló a favor de Chile en el reclamo de Bolivia por una salida al mar

La Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya eximió a Chile de la obligación de negociar una salida soberana al mar para Bolivia y abogó por el diálogo entre los dos países, luego de señalar, de manera tácita, la existencia de un tema pendiente bilateral en el fallo que hizo conocer este lunes en la ciudad holandesa de La Haya.

Por vía de su presidente Evo Morales, Bolivia dijo que acatará el fallo de la CIJ de La Haya, con acento en la invocación del alto tribunal de justicia mundial a mantener el diálogo con Chile para resolver los temas pendientes que existen entre ambos países.

Sin mencionarlo literalmente, la CIJ, que en 2015 se declaró competente para tratar el contencioso boliviano chileno, subrayó el pendiente del enclaustramiento marítimo.

«Si bien no hay una obligación de negociar, pero hay una invocación a seguir con el diálogo», dijo Morales durante una conferencia de prensa.

El jefe de Estado boliviano dio lectura al párrafo 176 del fallo de la CIJ que establece, «sin embargo, los hallazgos de la Corte no deben ser entendidos como si impidieran a las partes continuar su diálogo e intercambios en un espíritu de buena vecindad para atender los asuntos relativos a la situación de enclaustramiento de Bolivia, solución que ambas partes reconocieron como un asunto de interés mutuo, con la voluntad de ambas partes pueden llevarse a cabo negociaciones significativas, la justicia a continuar con el diálogo».

Apenas conocer el fallo, votado por 12 de sus 15 miembros, el presidente chileno, Sebastián Piñera, aseguró que su país mantendrá una actitud de diálogo para retomar relaciones con Bolivia, pero sin tocar su soberanía territorial y en el marco del respeto a los tratados vigentes.

Desde La Moneda, Piñera celebró el fallo de la CIJ sobre no obligatoriedad de Chile a negociar de buena fe con Bolivia una salida soberana al mar.

«Chile es un país que tiene un afán, una actitud y una disposición de dialogar y colaborar con todos los países del mundo y de forma muy especial con los países vecinos, pero siempre dentro del contexto del derecho internacional, del respeto a los tratados vigentes y por su puesto defendiendo y protegiendo con firmeza, con fuerza y con voluntad, nuestra soberanía», aseveró el mandatario chileno en declaraciones leídas en Santiago.

En La Haya, el agente chileno ante la CIJ, Claudio Grossnann, expresó el beneplácito de su país tras escuchar el fallo.

«Quiero expresar la satisfacción, obviamente, que tenemos por un trabajo que se hizo de manera bien seria analizando cada uno de los aspectos que eran relevantes, planteando con convicción y fuerza jurídica nuestros argumentos. No podemos sino tener satisfacción cuando la Corte analizó de una manera rigurosa todos los argumentos cada una de las pretensiones que presentó Bolivia fueron, de una manera muy rigurosa, rechazadas por este Tribunal», dijo.

El abogado español, jefe del equipo jurídico que defendió a Bolivia en el juicio marítimo a Chile, ante la CIJ, puso en destaque que el fallo dejó sentado el hecho que Chile tiene un pendiente territorial con su vecino andino amazónico.

«Aunque rechazara nuestro petitorio (la CIJ) afirma expresamente en el último párrafo de su basamento jurídico que aunque está señalando que no hay obligación jurídica de negociar, sin embargo existe una serie de hechos de definitiva prueba que ha habido y hay un contencioso sobre la mediterraneidad de Bolivia, que las partes han hablado de eso muchas veces y que la anima a que mantengan y que continúen el diálogo sobre esta cuestión», afirmó.

Remiro Brotons dijo que la reivindicación marítima de Bolivia a Chile hace más de 140 años, intacta.

Sería, enunció, un «gravísimo error», pensar los contrario, agregó.

El expresidente Jorge Quiroga instó a «no rendirse».

«Lo peor que uno puede hacer es rendirse.¿Qué esperamos: «que la Corte dictamine que para Chile solucionar el enclaustramiento boliviano no es obligatorio. Bueno», sostuvo el ex mandatario.

Pese al fallo, con Chile «estamos condenados a entendernos y sentenciados a integrarnos y desarrollar un potencial conjunto y eso no cambia».

El expresidente Carlos Mesa, dijo que el fallo de la CIJ mostró hilachas.

«En el fallo final de la Corte, el parágrafo 176 establece algo que ratifica el fallo del año 2015: hay un tema pendiente no resuelto entre Bolivia y Chile y ese tema pendiente está explicitado no por Bolivia sino por la Corte Internacional de Justicia», apuntó.

Mientras que Perú, el tercero activo en este asunto de la mediterraneidad boliviana, subrayó que el desencuentro boliviano chileno es una cuestión bilateral, según el canciller peruano, Néstor Popolizio.

Morale recibió el apoyo incluso de su más tenaz adversario político, el gobernador Rubén Costas.

«El fallo de La Haya marca un final de un ciclo y el principio de otro, pero no puede cambiar la vocación marítima de los bolivianos, ahora empieza un nuevo tiempo para Bolivia que necesitará de nuevas estrategias y de nuevos actores», afirmó en conferencia de prensa.

Costas lamentó el veredicto que establece que Chile no está obligado a negociar una salida soberana al mar con Bolivia; sin embargo, consideró que es una nueva oportunidad para buscar nuevos caminos.

El resto de los opositores comentaron, en tono de política criolla, el fallo y emplazaron su artillería sobre Morales.

Deja un Comentario