Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

VUELCO Y MUERTE EN LA AVENIDA FRONDIZI

Anoche se produjo un terrible accidente en la Avenida Frondizi poco antes del Puente sobre el Arroyo Yuquerí en oportunidad en que el conductor de una camioneta Ford EcoSport que circulaba de sur a norte habría tratado de esquivar a dos personas que venían caminando por la ruta con tanta mala suerte que su camioneta se cruzó de carril y fue dando vueltas por unos 100 metros hasta quedar con las ruedas para arriba. Viajaban una menor de edad y tres personas mayores, una de las cuales murió.

La víctima fatal, una mujer de 38 años, de nombre Yamila Kueider, falleció como consecuencia del siniestro que tuvo lugar sobre avenida Frondizi, unos pocos metros al sur de la rotonda que conforma con la avenida Presidente Perón, en el barrio Villa Adela.

En el lugar, la pérdida de masa encefálica y abundante sangre que manaba de su cabeza ya presagiaba lo peor para los testigos. Unos 30 metros antes de donde se encontraba la EcoSport (EKY 792), una menor, de entre 9 y 12 años, se encontraba presa de fuerte dolores de espalda, mientras que el conductor de la camioneta, identificado como Ismael Kueider de 44 años, estaba en shock preguntándose: “Ahora qué le digo a mamá, que maté a mi hermana”.

El hombre deambulaba de un lado para otro sin saber que hacer ya que inmediatamente se hizo presente una comisión policial de la Comisaría de Villa Adela y tomó el control de la situación, ordenando el tránsito y ayudando a los heridos mientras se esperaba la llegada de una ambulancia.

Ismael Kueider es hijo de una argentina y un sirio, su madre, de apellido Balbuena, vivió 40 años en Siria y regresó a Concordia en condición de refugiada, junto a su hija Yamila quien fue la que falleció en el accidente.


 TRASLADOS 

A los pocos minutos arribó un servicio de Emergencia, por los gestos de los auxiliares de la ambulancia se esperaba lo peor para la hermana del conductor, sin embargo con rapidez la subieron al transporte sanitario y partieron raudamente. La mujer presentaba una lesión profunda en el cráneo y se confirmó posteriormente su muerte. 

Para trasladar a la chica que gritaba de dolor de espalda debió esperarse unos 5 minutos más pero, una de los asistentes de la primera ambulancia con buen tino se quedó a auxiliarla y llevó tranquilidad a la madre, Liliana Susulich de 40 años –que también viajaba en la camioneta pero resultó ilesa- de que las lesiones eran leves y no corría peligro su vida.

Finalmente, fueron trasladados con el conductor que no paró un instante de seguir preguntándose lo que le diría a su mamá en medio de un shock emocional del que no podía salir, ni siquiera con las palabras de muchas personas que trataban de infundirle esperanzas y consolarlo con palmadas en la espalda y abrazos de contención.

 ACTUACIÓN 

La actuación de la Policía y Emergencias fue más que impecable, digna de destacar. Con profesionalismo, amabilidad y corrección ordenaron la situación –sin gritos destemplados de lo que los cronistas estamos acostumbrados cuando se generan hechos como los que estamos relatando-; los auxiliares sanitarios también fueron de 10, llevaron tranquilidad a la madre, curaron como pudieron y contuvieron a la chica herida y enviaron en la segunda ambulancia al conductor para que sea asistido en el hospital.

En horas de la madrugada de hoy domingo, la Policía aún seguía trabajando en el hecho y dijeron desconocer la relación existente entre la fallecida y el resto de las personas que viajaban en el vehículo.

Dejar un comentario