Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El fiscal Dri habló sobre la denuncia que realizó «Chelo» Lima por apremios ilegales

José María “Chelo” Lima denunció ante la justicia local que sufrió apremios ilegales por parte de la policía, cuando varios efectivos, junto a un oficial de justicia, realizaron un allanamiento en su domicilio, aparentemente buscando un arma de fuego, que según dijo “Chelo” Lima, su propia esposa lo había denunciado a él porque le había apuntado con un arma de fuego en la cabeza.

Sobre los hechos en el cual “Chelo” Lima (imagen) acusa apremios ilegales, el fiscal que entiende en la causa, el Dr. Germán Dri, señaló ante El Sol que “en mi caso yo tengo una denuncia contra los funcionarios que realizaron la exclusión policial, una situación que viene del juzgado de Familia y principalmente con el procedimiento que se realizó en la vivienda que él estaba ocupando”.

“El señor Lima señala que puede identificar al agresor -dijo el fiscal- pero no lo conoce por identificación personal. Podría reconocer al funcionario que se excedió en sus funciones y que lo habría golpeado y llevado adelante otras actividades que estamos revisando. Ahora, estamos pidiendo los informes para ver el personal que intervino y a quién se comisionó, pero no fueron policías de la Comisaría Tercera”, afirmó.

Luego el fiscal mencionó que “tenemos que ver quién fue el funcionario que lo golpeó y el tema de las lesiones las constatará el médico forense, pero es muy prematuro porque a la denuncia fue realizada recién el viernes a la noche. Hay que ver también cómo se realizó el procedimiento en el lugar y el oficial de justicia tiene que haber estado también, así que seguramente citaremos a quienes participaron para ver cómo se actuó”.

 LA DENUNCIA DEL “CHELO” LIMA 

El dirigente José María “Chelo” Lima denunció que lo sacaron del interior de la vivienda a los golpes y que le robaron $12.000 que tenía escondidos en una bolsita, adentro de un casco. Además aseguró ante nuestro medio que se quiere pegar un tiro.

En diálogo con cronistas de El Sol, “Chelo” refirió que “el viernes a la noche mi mujer se compró hasta ropa interior nueva con mi tarjeta y se fue a una fiesta de los 80 al club Alumni, dejándome los chicos de 19, 14, y 7 años a mi cuidado. De madrugada me empecé a preocupar porque no venía, de hecho ella nunca más regresó a mi casa, pero me sacó a los chicos por una puerta del fondo de la casa con la complicidad de un vecino”.

Renglón seguido sostuvo que “la persona que la ayudó se las va a tener que ver conmigo. Ella nunca regresó, pero a mí me pusieron restricción de 200 metros para llegar a mi casa en la cual no vive nadie, algo inentendible”.

“Por todo esto –precisó- hoy estoy viviendo en la vía pública, durmiendo en una plaza, porque la justicia me echó de mi casa. Estoy cansado, ya no me interesa nada, me quiero pegar un tiro, porque ya nada me importa”, afirmó Lima con cara de frustración.

“Chelo” Lima expresó: “No tomo mi medicación, cuando hace diez meses que estuve al borde de la muerte por una operación y a eso lo sabe mi mujer y el juez Tomaselli, pero, ahora, desconociendo y no dando el derecho a defensa toma la medida de restricción, y los policías junto con el oficial de justicia entran a mi casa, un policía me saca a los golpes y me pega en la operación. Me roban $12.000 que tenía adentro de una bolsa, en el interior del casco, y cuando manoteo la bolsa donde tenía la plata para todo el mes no estaba, por eso denuncio a la policía”.

Deja un Comentario