Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Estiman que cerca de 35.000 fieles fueron a San Cayetano

En los días más difíciles de la caída del empleo, la inflación y la situación económica se intensifica el fenómeno de fe, buscando una esperanza.

Una multitud participó de la celebración de la misa central cuando promediando las 17.00 horas arribo a Villa Zorraquín la peregrinación, los fieles se sumaron con los que habían marchado durante la tarde, llevando una promesa de pedido de trabajo al santo patrono San Cayetano. En el lugar, escuchamos testimonios de personas que perdieron el trabajo.

En la hora de los balances, EL SOL consultó diferentes opiniones. El referente local  Alberto Zadoyko dijo que “esta celebración nos muestra cómo la gente se aferra a la fe en un momento difícil, hubo un gran trabajo para que se desarrolle el evento sin problemas, hubo un trabajo de varios meses antes de la fiesta con varios organismos municipales, la policía, bomberos, tránsito, Cruz Roja, el servicio de emergencias de la provincia y del municipio, todas estas acciones hacen al conjunto y a este resultado”, indicó.

“Escuchamos muchos testimonios de personas que vienen con un pedido de trabajo y otros que piden sostener empleos porque tienen miedo de perderlos”, detalló.

 UNOS 35.000 FIELES

Zadoyko, en otro pasaje de la entrevista con EL SOL, estimó que más de 35.000 fieles visitaron el santuario, “pensamos que entre la jornada del lunes y hasta la tarde del martes pasó ese número de personas, tuvimos más de 140 puestos de vendedores lo que da una idea del momento malo que estamos pasando y lo que representa la esperanza. El padre se refería al caso de un muchacho en Federación que se quitó la vida porque había quedado sin trabajo y lo que decía es que no hay que perder la esperanza aún en la adversidad”, sostuvo.

 “A SAN CAYETANO LE PEDIMOS POR LA VIDA”

El obispo diocesano de Concordia Luis Collazuol manifestó a EL SOL su mensaje en la celebración “a San Cayetano le pedimos por la vida, por nuestros jóvenes, por tanta gente que hoy está sufriendo la desocupación, la pérdida de sus trabajos y, por eso, oramos mucho a este santo por la esperanza y por la vida”.

 CUANDO FALTA EL PAN EN LA MESA EL ÚLTIMO RECURSO ES LA FÉ

Por su parte, el párroco de Villa Zorraquin, Ramón Galarza no paró. Desde hace varios días que trabajaba en la organización y fue un animador para los peregrinos que llegaban hasta la parroquia de calle Vuelta de Obligado.

“Son días de mucha angustia y tenemos que fortalecernos en la fé Dios QUE se manifiesta en San Cayetano, en el dialogo que teníamos con la gente pretendíamos sostenerlos en la esperanza haciéndolos saber de que pueden contar con nuestra oración, cuando falta el pan en la mesa de la familia el último recurso es la fé, por eso nuestros hermanos responden cuando están en la necesidad en la changa , esta fiesta fortalece el consuelo de que agradecemos o pedimos”, señaló.

Dejar un comentario