Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Antiderechos salieron la calle

Bajo el lema “Sí al derecho por nacer”, las organizaciones antiderechos denominadas “provida” y las instituciones evangélicas de distintas ciudades movilizaron a miles de personas hasta el Obelisco para pronunciarse en contra del proyecto de ley que legaliza el aborto y que el próximo miércoles se debatirá en el Senado.

Las instituciones trasladaron a alumnos de escuelas religiosas con sus familias en centenas de micros que se estacionaron en las avenidas Independencia, Belgrano y demás calles que rodean el microcentro porteño.

Por el escenario montado sobre la 9 de Julio en su cruce con la calle Sarmiento desfilaron pastores, referentes evangélicos y bandas musicales que interpretaron canciones compuestas especialmente para la jornada y cuyas letras insisten sobre la existencia de la vida humana desde la concepción.

“Ya sea en la semana 12 o 14, el estatus moral del embrión no cambia”, afirmó el especialista en bioética, Gabriel Ballerini, quien participó de la convocatoria que en las redes sociales fue hecha con el hashtag #SalvemosALas2Vidas. “Ningún científico bien formado puede negar el comienzo de la vida humana es a partir de la concepción”, agregó.

Desde el escenario, el pastor evangélico Osvaldo Carnival, uno de los organizadores de la marcha advirtió: «A los políticos, si promueven leyes abortistas, no cuenten con nuestro apoyo». Por su parte, el presidente de la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas, Rubén Proietti, sostuvo que «todo el mundo habla de aborto» pero «los pastores evangélicos son los que tienen que tratar con la mujer que no quiere el embarazo y después con la que ha abortado». Y agregó: «Nadie habla de lo que es el síndrome post aborto».

De la movilización participan también legisladores nacionales como la senadora Miriam Boyadjian y la diputada Cornelia Schmidt- Liermann y el intendente del partido bonaerense de Merlos, Gustavo Menéndez.

Dejar un comentario