Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Aportantes truchos: Revelan que Vidal facilitó el robo de identidades para lavar dinero en la campaña

Revelan la implicancia de la gobernadora de la Provincia de Buenos Aires en el escándalo de la usurpación de identidades para hacer figurar a beneficiarios sociales como aportantes de la campaña del PRO en el año 2017 en un claro intento de lavado de dinero.

La investigación de El Destape – ocultado por los grandes medios de comunicación de la Argentina– mostró el modus operandi de cómo Cambiemos utilizó las bases de datos de programas y monotributistas sociales; luego tomó las identidades de muchos beneficiarios para que figuraran como aportantes a la campaña electoral bonaerense, todos con pequeños aportes en efectivo.

Los periodistas revelaron las responsabilidades y demostraron que todos los caminos conducen a la política más blindada del país: Maria Eugenia Vidal. El análisis de documentos y balances del PRO bonaerense, cuya presidenta del partido es la gobernadora- reveló que el 99% de los financistas truchos que mostró la investigación figuran como afiliados al partido que preside la gobernadora.

La trama detrás de esta maniobra sistemática indica que se utilizaron las identidades de decenas de bonaerenses para encubrir el origen real de los fondos proselitistas.

La cadena de responsabilidades en torno al financiamiento de la campaña 2017 es la siguiente. Vidal es la presidenta del PRO en la provincia de Buenos Aires. Por ende, ella es la máxima responsable de esta maniobra como titular del partido.

Por debajo de Vidal, la figura clave es Maria Fernanda Inza, tesorera del PRO bonaerense. Ergo, responsable del dinero que circule por las arcas partidarias y de las estrategias para conseguirlo. Mejor dicho, tras esta investigación de El Destape, de las triquiñuelas para opacar su origen. Inza es Secretaria Legal y Técnica de la provincia de Buenos Aires desde el 27 de diciembre de 2016, un cargo clave en el Gobierno de Vidal.

Para Inza, este tipo de escándalosos no es ajeno: en 2015, tras una investigación que desarrollo el diario La Nación, quedó comprobado que la funcionaria de Vidal había colocado a su tía abuela como responsable financiera de la campaña electoral, con el objetivo de desligarse de cualquier futura imputación, para colocar en ese rol a una persona de 84 años, visiblemente inimputable.

Los datos que recolectó El Destape muestran que los aportantes truchos no son casos aislados, sino un emergente del modo de manejo de dinero de Vidal y los suyos. Según la información que consta en la Cámara Nacional Electoral, el PRO bonaerense sólo tiene aprobado el balance del segundo semestre de 2010. Los balances 2011, 2012 y 2013 figuran deasaprobados. De 2014 en adelante en trámite. Los de 2016 y 2017 la tienen a Vidal como presidenta partidaria.

Dejar un comentario