Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Trueque en barrio Fátima: Pese al frío, mucha gente se acercó a intercambiar ropa y comida

EL SOL visitó el club del trueque de la zona noroeste de la ciudad en la fría tarde del sábado, en la plazoleta del barrio Fátima cientos de personas se juntan para cambiar ropas por comida.

Marcela es la coordinadora del grupo contó que hay más 30 familias llevando diferentes productos para campear la crisis, “los hicimos más temprano pero nos complica el frío, la gente trajo comida , mercaderías, artesanías que hacen los vecinos, pero lo más buscado es la comida y la ropa”.

En medio de la adversidad muchos, por más humildes que sean, apelan al ingenio para sobrevivir, “hay gente que trae tortas, otros cotillón que les quedó de algún cumpleaños y nos contactamos por whatsap. La idea es volver con algo para la casa, acá todo sirve y lo más importante es ayudarnos”.

Ofrece un número de contacto que es (345) 154170 212 y son muchas las personas que se suman cada semana, “por la crisis la gente se va sumando, la idea es ayudarse, no hay otra cosa, hace mucho frio y la gente necesita ropa y comida, y acá la tienen”.

 ♦ HISTORIAS 

Lidia tiene 79 años y una huerta en su casa, trajo de todo, ramos de laurel, papas del aire que dice que son parecidas a los zapallos porque crecen para arriba y eso también se come. Explica que son ideales para los diabéticos porque son bajas en azúcar.

“Yo traje perejil y de todo un poco de mi huerta, les digo a las chicas más jóvenes que planten, que siembren, porque la tierra siempre algo te da, ahora me llevo ropas y unas bolas de fraile”.

 ♦ “EL TRUEQUE VARIAS VECES ME DIO DE COMER” 

En la feria del Fátima no solo hay mujeres, también hay hombres como José, de 59 años, que llevó ropa que tenía de otra época cuando la podía salir a vender; con la crisis dejó de viajar para comprar en Buenos Aires, “vendía ropa, estoy sin laburo y tengo artrosis desde 2010, enfermo y por la edad que tengo no consigo nada, y con esto por lo menos llevo algo a casa y me distraigo, para mi es una salida, tengo hijos casados pero el trueque varias veces me dio de comer”.

Deja un Comentario