Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Uno por uno: Flojo desempeño de la Selección Nacional

La selección argentina dejó la peor imagen ante Croacia. El equipo de Jorge Sampaoli fue goleado 3-0 y quedó al borde de la eliminación del Mundial Rusia 2018.

El error de Wilfredo Caballero en el primer gol y la apatía de Lionel Messi, las imágenes que quedaron registardas en el Niznhy Nóvgorod Stadium, la cancha teñida de celeste y blanca que puede haber marcado el ocaso de este equipo.

 El uno por uno de la selección 

Wilfredo Caballero (3): El grosero error que cometió en el primer gol de los croatas, prácticamente lo califica todo. No se sabe bien qué quiso hacer el arquero que pifió la pelota y se la dejó servida a Rabic que definió bárbaro. Tuvo una salida en falso en un centro y en otro estuvo acertado con un puñetazo. En líneas generales, hasta aquí no transmitió seguridad en ninguno de los dos partidos. También es cierto que en el primer tiempo tuvo una buena estirada salvando un remate cruzado. Muy poco, casi nada.

Gabriel Mercado (4): Poco de Mercado, al menos en lo que se le conoce. Quizá le pesó la inactividad e intentó hacer todo en un solo partido, marcando y tratando de proyectarse. Estuvo siempre propenso a la falta y tuvo pocas chances de subir, por la superpoblación de volantes que había en la cancha.

Nicolás Otamendi (5): Se fajó bastante con los delanteros, aunque volvió a caer en la generalidad de una defensa mediocre y sin la conexión necesaria. Puso garra y cortó algunas con su sello, pero no escapó al lío general que fue el equipo. Controló a Madzuckic por momentos, y eso fue lo bueno suyo.

Nicolás Tagliafico (6): Volvió a demostrar cosas importantes, las que le conocimos en su paso por Independiente, determinación y marca. Corrió bien y metió mucho por su sector. Intentó sorprender un par de veces, aunque sin la mejor suerte. Lo mejor de la defensa igual.

Eduardo Salvio (5): Si bien jugó un poco más en su posición de volante, no estuvo en concordancia cuando tuvo la pelota, porque no atacó mucho y tampoco defendió demasiado. Casi que lo incomodó que tuviera que hacer ambas cosas. En un video se ve a Sampaoli gritarle que suba, que vaya, y al instante decirle que no suba porque le comen las espaldas. Confusión total para el jugador, que terminó entre la mediocridad general.

Javier Mascherano (4): Casi que volvió a ser el que fue cuestionado en su momento. No tuvo mucha marca, delegó mucho en sus compañeros. Por momentos fue el que mandaba dentro de la cancha, y está bien, pero la función para la que fue puesto allí no la cumplió como todos esperábamos. Fue absorbido por un gran partido de los croatas.

Enzo Pérez (4): Pudo haber sido el gran héroe si metía ese tiro con el arco desguarnecido. La pelota pareció llegarle de golpe y no le pudo dar como hubiese querido. Por momentos fue tozudo, aunque quiso pasar entre tres o cuatro. No tuvo profundidad cuando la jugada lo pedía y fue muy horizontal en la mayoría de sus pases.

Marcos Acuña (6): Entendió lo que es jugar por la banda, ya que tuvo marca y cuando tuvo la pelota buscó espacios, o bien intentó ir por afuera. Tiró un centro peligroso que pegó en la parte de arriba del travesaño. Tuvo la convicción necesaria para jugar y por eso fue lo mejor de la poblada mitad de cancha.

Maximilano Meza (4):  Por momentos miró para todos lados como preguntando dónde debía jugar, porque no fue ni volante ni marcador. Tuvo algunas pequeñas asociaciones con los otros volantes, metió un remate al arco aunque lejos, pero fue superado por el gran medio campo croata, quienes hicieron todo bien y apretaron muchísimo.

Lionel Messi (4): Muy poco de Messi. Si bien se le pide que sea el salvador, que es mucho, tampoco fue el líder que ayer se necesitaba. Totalmente controlado, intentó hacer su juego pero chocó siempre. No pateó una sola vez al arco, porque no se le presentó jamás la oportunidad y ni la creó tampoco. Con él controlado, Croacia sabía que todo estaba bajo control y así fue. Un partido donde se esperaba mucho más del mejor del mundo.

Sergio Agüero (5): Arrancó bien otra vez, pero se fue diluyendo poco a poco, como si la defensa croata fuera una arena movediza que lo iba absorbiendo, se iba hundiendo. Y así comenzó a desaparecer del partido, tras una mitad de primer tiempo que apuntaba para otra cosa, pero no encontró nunca el nivel que se le conoce. Es el autor del único gol argentino en el Mundial hasta ahora. Lo único.

 Ingresaron

Gonzalo Higuaín (4): Mucha voluntad del Pipita, un desborde que bien pudo haber empujado Messi pero lo apretaron y poco más. También fue poco el tiempo que tuvo para meterse en partido. Para colmo, no le tiraron siquiera ningún centro para ver si pescaba algo.

Cristian Pavón (5): Lo mismo que Higuaín, poco tiempo en cancha como para mostrar algo y los croatas lo apretaron de entrada, como para que no tenga resquicio por donde utilizar su velocidad y habilidad.

Paulo Dybala (5): Otro ingreso tardío. Un remate cruzado se fue lejos, en su clásico enganche de derecha izquierda, pero nada más, porque tampoco el tiempo en cancha se lo permitió. Es uno de los apuntados para ser titular en el último partido de la zona. Veremos.

Dejar un comentario