Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Lebacs: El ministro de Finanzas, entre la espada y la pared

Con un volumen de deuda en Lebac de más de 1,2 billones de pesos en el mercado (equivalente a 48 mil millones de dólares), y más de la mitad con vencimiento a 30 días, el Banco Central está obligado a desarmar este mecanismo perverso que lo obliga, una vez por mes, a resolver entre seguir elevando las tasas de interés (ya alcanzan al 40 por ciento anual), o pagar menos intereses y arriesgarse a que esos fondos especulativos migren hacia el dólar.

Es una bomba siempre a punto de estallar (vía elevación de tasas o, como alternativa, hacer saltar el dólar). El ministro de Finanzas, Luis Caputo, explicó el intento que hará el gobierno para desarmar esa bomba, reemplazando los títulos de deuda del Banco Central por otros papeles de deuda emitidos por el Tesoro, pero a más largo plazo.

Caputo explicó cómo el Gobierno planea desarmar la bola de la nieve de las Lebacs, que pesa sobre el pasivo del BCRA y amenaza con desestabilizar el mercado cambiario en cada “supermartes”. El Tesoro saldrá a colocar deuda interna para transferir liquidez al Banco Central y que éste reduzca el stock de Lebacs. Por otro lado, Caputo ratificó que el Gobierno seguirá operando en el mercado cambiario a través del Banco Nación, entidad en la cual se depositará el dinero proveniente del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).

“Lo que tenemos que hacer es retirar pesos, se los damos al BCRA y con ese dinero, se cancelan Lebac. Con esta maniobra, la cantidad de pesos en el mercado no se modifica. Vamos a terminar cancelando, en tres años, un monto de entre 20 y 25 mil millones de dólares, con pesos que el BCRA utilizará para cancelar sus letras”, explico Caputo. La idea del Gobierno es que el Tesoro emita títulos al mercado local, por los cuales recibirá pesos. Con esos pesos, comprará las Letras Intrasferibles al Banco Central y la autoridad monetaria, con los pesos, rescatará Lebacs en el mercado secundario.

Una de las incógnitas que surge es qué condiciones de tasa y plazo tendrá que ofrecer el Tesoro para conseguir ese enorme paquete de pesos para desarrollar la citada operatoria ante el Banco Central. El próximo vencimiento de Lebacs es el martes 19 por un total de 571 mil millones de pesos, por debajo del vencimiento anterior, gracias a que el BCRA recompró títulos en estas semanas.

Caputo también admitió que “nosotros vamos a vender dólares para cubrir el déficit y probablemente lo hagamos a través del Banco Nación, como venimos haciendo. Lo vamos a hacer en momentos en que la demanda exceda a la oferta”. Con ello, el funcionario confirmó que el Gobierno seguirá con su estrategia de intervenciones muy puntuales en el mercado cambiario, aunque bajo esa lógica la divisa haya subido de unos 20 a casi 26 pesos desde fines de abril, arrastrando a la inflación, que no encuentra techo.

♦ EL APOYO DE LA SOCIEDAD 

Por otra parte, tras el anuncio oficial de un recorte presupuestario de alrededor de 500.000 millones de pesos, el Fondo Monetario Internacional afirmó que la Argentina está en el “camino correcto” pero advirtió que las medidas “requieren de un fuerte compromiso político de toda la sociedad argentina”.

Durante una conferencia de prensa brindada en Washington, los dos economistas que lideran el equipo del Fondo Monetario Internacional que negoció con la Argentina el stand-by de 50.000 millones de dólares, Alejandro Werner y Roberto Cardarelli, hicieron hincapié en “la viabilidad política del acuerdo”.

Mientras Werwer reivindicó la existencia de “un tipo de cambio flotante y un programa fiscal y monetario congruentes”, iniciativas que, según él, “son muy importantes y ya estaba mostrando señales de tener efectos importantes sobre la inversión privada”, Cardarelli, jefe de la misión para la Argentina, advirtió que “es claro que son medidas que requieren de un fuerte compromiso político de toda la sociedad argentina”, añadió .

“Creemos que el ritmo de reducción del déficit primario es consistente con la recuperación económica el año próximo. Tenemos razones para pensar que eso será así. La sequía afectará este año, pero en 2019 tendrá un efecto positivo; y el programa del Fondo ayudará a restablecer la confianza de los mercados y ello potenciará la inversión, lo mismo que el tipo de cambio, que hará crecer las exportaciones”, agregó el italiano Cardarelli. Además, se mostró optimista con las nuevas metas de inflación.  “Se puede lograr a partir del conjunto de medidas de política económicas anunciadas en el programa”, dijo al tiempo que señaló que “el país está en el camino correcto”.

El economista italiano no dudó en afirmar que “los gobiernos tienen que tomar decisiones difíciles para ver qué segmentos del presupuesto proteger, pero creemos en el objetivo de Macri de reducir fuertemente la pobreza”. A su vez, ambos funcionarios ponderaron el grado de flexibilidad del programa. “Cuando se arranca con un 30 por ciento de pobreza, es imposible considerar un programa sin tener en cuenta eso. Ningún plan de estabilización macroeconómica se puede concebir sin considerar la situación social”, dijo el jefe de la misión.

El acuerdo que se selló anoche, sin embargo, contempla un ajuste recesivo de casi 500.000 millones de pesos y un dólar librado al mercado con más inflación.

Imagen: Roberto Cardarelli, el hombre del FMI para la Argentina.

Dejar un comentario