Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Volvió el trueque en la ciudad

Como en los años 2000, los vecinos de la zona sur se organizan en la crisis, más de 100 personas intercambian bienes y servicios en el playón deportivo de Alvear y Zorraquín para hacerle frente a la inflación y al desempleo del gobierno de Macri, postales de un pasado que creíamos desterrado.

Hace frío y comienza a ganar la noche, mujeres, vecinas de la zona empiezan a llegar con la esperanza de regresar con algo a sus hogares. Ese algo es otra cosa que les hace falta que no pueden comprar en los negocios por falta de dinero, parecería una explicación básica y simple de cómo funciona el sistema de intercambio que ha regresado como un ciclo a nuestras vidas.

El trueque representa una alternativa para estas familias ante la crisis como lo fue en los años 2001 y 2002 cuando el país estaba devastado y la gente para vivir debía recurrir a esta forma primitiva de la economía.

Rosana y Marcela Lezcano son dos hermanas que se encargan de organizar la feria junto a Román Quintana, un alumno de la escuela María Elena Walsh, de tan solo 16 años, cuyo compromiso social es admirable, ayer contaron a El Sol sobre la iniciativa que cada vez tiene más seguidores. “Es una feria solidaria, la hacemos para la gente que no le alcanza y también para quienes no tienen trabajo, en vez de salir a pedir que nos den una bolsa de comida, la gente viene con lo que tiene y le puede servir a otra persona y hace el intercambio”, contó Rosana.

La organización los lleva a tener bonos, los mismos que se utilizaron hace 16 años, la gente ofrece mercadería, comida, servicios y trabajo, “hay mesas que trae un señor que es carpintero, hay ropa, útiles de escuela, hemos comprado roperos y camas, todo lo que la gente no usa lo intercambia con los bonos y después puede comprar comida”, explicó Marcela.

 HAY CHICAS QUE CAMBIAN COMIDA POR IR A LAVAR O PLANCHAR 

Lo que la gente más demanda es comida y ropa para los chicos, actualmente están participando 100 feriantes y cuentan que la zona noroeste de la ciudad también tiene su feria en el barrio Fátima y funciona los días sábados a las 18.00 horas.

Rosana dice que la gente no puede vivir y el trueque ayuda, “hay muchas personas que se quedaron sin trabajo, la fruta cayó, también tenemos gente que trabaja en comedores o en el hospital y no les alcanza y vienen con nosotros, a todos nos sirve, hay albañiles, electricistas, un herrero y hasta un chico que arregla celulares y tablets, hay gente que cambia comida por ir a una casa a lavar o a planchar”.

El horario es tarde pero dicen que esperan a la gente que llega de las quintas y traen frutan para trocar, “si vas a comprar un kilo de mandarina te lo cobran 60 pesos, la gente lo trae de las quintas y algo se lleva para la casa”.

Para Román la experiencia del trueque es valiosa para la economía de las familias “estoy invitando a otros chicos del barrio que vengan a ayudar o que traigan lo que saben hacer, lo importante de esto es que cada persona hace un intercambio que es justo, las cosas son justas”, valoró.

Por último invitaron a sumarse los domingos y los miércoles a partir de las 18.00 horas en el playón deportivo de Zorraquín y Alvear.

La dignidad es el valor más importante de todas estas acciones, es una forma de ayudarse en la adversidad cuando varios miran para otro lado.

2 Comentarios

    • Rulo
      17 mayo, 2018

      Se nota que «la Tola » no le dejo la suficiente ganancia a la Sra., ahora se dedica al «trueque»??? Que pague las deudas que dejó !!!

      Reply
      • Mar
        17 mayo, 2018

        Y si das la cara? O acá también te vas a esconder como cuando ibas por las noches al boliche a pasar con las chicas porque en la calle nadie te da bola y la única forma que una mujer te toque es pagando. Sos patético por eso te escondes para comentar 😂

        Reply

Deja un Comentario