Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

Cambiemos defendió el tarifazo a capa y espada

Los opositores consiguieron quórum en la Cámara de Diputados para debatir sobre la suba de tarifas. Los oficialistas desoyeron el pedido de que no le dieran «la espalda al pueblo» e impusieron su número para rechazar las 29 iniciativas que planteaban la revisión de los aumentos de los servicios públicos.

La oposición logró esta vez conseguir el quórum en la Cámara de Diputados y comenzar con la sesión especial para debatir el tarifazo impulsado por el Gobierno. Luego del traspié del miércoles pasado, cuando la sesión cayó tras una maniobra protagonizada por el diputado Alfredo Olmedo, los bloques opositores intentó avanzar con los proyectos que plantean la revisión del aumento de los servicios públicos. Cambiemos impuso su número y votó en contra de las iniciativas, que necesitaban el voto afirmativo de dos tercios de los presentes para su tratamiento.

Los proyectos fueron desestimados por el voto de los legisladores de Cambiemos, en medio de las críticas de la oposición por la presión ejercida por el Gobierno nacional a las provincias para “sacarse de encima la responsabilidad” de los tarifazos, a pesar de la “gran incidencia» del IVA en el monto final de las facturas. “Para ahorrar, primero eliminen las tarifas de la recolecta en Capital, eliminen los subsidios en lugares de alto poder adquisitivo”, reclamó el diputado salteño Javier David del PJ.

El proyecto del Frente Renovador y de Argentina Federal, que proponía “tarifas razonables”, contemplaba supeditar las subas a los aumentos salariales y retrotraer las tarifas a noviembre de 2017 (hasta el año próximo). La iniciativa, que acompañaron con disidencias el FPV y el Movimiento Evita, obtuvo 139 votos afirmativos  y 101 negativos.

Durante su intervención, la diputada del FR Graciela Camaño distinguió entre “tarifas” e “impuestos” en un clara crítica hacia el pedido formulado por el presidente Mauricio Macri a los gobernadores para que disminuyan los impuestos locales. “Es la política la que tiene que resolver este tema grave que tenemos los argentinos con el tema del tarifario establecido”, resaltó Camaño, quien denunció el conflicto de intereses del “Sr Shell”, por el actual ministro de Energía, Juan José Aranguren.

“Tienen el problema de tener el huevo de la serpiente metido en Balcarce 50, funcionarios que han sido hasta hace muy poco tiempo representantes de los intereses de su empresa”, subrayó Camaño, quien agregó que “las tarifas no pueden aumentar más de lo que aumentan los ingresos” e inscribió los siderales aumentos en las boletas de servicios públicos “en el contexto de falta de resultados del Gobierno en la política económica“.

Antes de la votación, volvió a referirse al ministro de Energía y preguntó “¿Por qué le comprábamos gas a Shell? ¿Por qué entraba por un lugar poco santo?”. Luego, advirtió que el Gobierno tiene “la obcecación de seguir defendiendo los intereses que no se deben defender porque no son los comunes, a los que convoca el pueblo en cada elección”.

Deja un Comentario