Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

La realidad del Centro de Desarrollo Deportivo y el estadio se afirma

A las 09.45 llegaron al lugar, al anexo de la Municipalidad, ubicado en Peatonal del Bicentenario y Pellegrini. Luego de los saludos de rigor, que fueron rápidos y pocos, subieron los 18 o 20 escalones para llegar a la planta alta y se “Internaron” en la sala de reuniones, adonde solo entró la “prensa oficial”, tanto de Gobernación como de Municipio.

Yo, como único medio “del resto”, quedé afuera callado, circunspecto, pero observando todo a través de los vidrios. Hablamos del Gobernador Gustavo Bordet y del Intendente Enrique Cresto, quienes estuvieron acompañados por otros funcionarios, como el Senador Ángel Giano, el Vice Intendente Armando Gay, el Secretario de Gobierno, Alfredo Francolini, el Secretario de Deportes, Marcelo Cresto, entre otros. A las 09.50 hs arrancó la reunión, y a las 10.25 hs se firmaron los papeles del Convenio donde entre el Gobierno y la Municipalidad terminarán las obras del Centro de Desarrollo Deportivo del NEA, y también el ya famosísimo Estadio de Fútbol.

La noticia de que iban a juntarse no tuvo casi nada de difusión, como quizá merecía, y de todas maneras quizá muchos se enteraron, pero como lo del Estadio viene para larguísimo ya, se habrán imaginado otro “estiramiento” del tema porque muchos perdieron la fe de que el estadio pueda concretarse. Es que son 25 años desde la presentación de la maqueta, en la Liga. Yo tenía muy poquísimo tiempo de periodista deportivo, ejerciendo, cuando se hizo aquel anuncio que rebotó en toda la provincia y el país, y ya nos imaginábamos lo mejor. Incluso, por aquel tiempo se pensó en la Selección Argentina, porque el por entonces Diputado Sergio Urribarri poseía vínculos importantes como para que llegase nuestro equipo a la ciudad.

Es una historia larga, muy larga, y por eso me hace detener en lo que ayer fue “LA NOTICIA DEL DÍA”, sí, así con mayúsculas porque ahora sí hay algo firmado que parece no detenerse hasta la concreción final.

El Convenio dice que el Gobierno aportará 6 millones de pesos, la Municipalidad de Concordia otros 6 millones y ENERSA pondría una suma que rondaría los 3 millones de pesos para el tendido eléctrico, iluminación y demás. Además, se prevé construir una especie de “central eléctrica”, casi como una usina propia, para abastecer de electricidad al lugar. Se terminará el Gimnasio Cerrado, que está inconcluso desde hace varios meses, como para redondear el Centro de Desarrollo Deportivo del NEA, y quizá llegue a pulirse también pista de atletismo, cancha de hockey, como un repaso para que toda la obra quede uniforme.

El estadio tendrá vestuarios totalmente a nuevo y una cancha en condiciones de primer nivel, con drenaje correspondiente, y se va a utilizar las gradas ya hechas para potenciarlas. En definitiva, sería un estadio para unas 2.500 personas, aproximadamente, pero que quede bien para jugar fútbol, que sea modelo. Además, en su momento también se lo proyectó para otros espectáculos, como puede ser de carácter musical y demás. Lo que no se supo, aunque creemos que no habrá problemas, es quien se hará cargo de la mantención del lugar.

El Intendente y el Gobernador a su llegada al lugar, con saludos varios.

En su momento fue la municipalidad la que se hizo cargo del mismo, por parte del Centro de Desarrollo Deportivo del NEA, por lo que creemos que se mantendrá igual. Y digamos que la mantención es realmente costosa e insume un dinero importante mensual para ello, porque a su vez insume personal. También había intervenido, en su momento, el Centro de Educación Física N°1 (CEF) y el Instituto Superior Enseñanza de Educación Física (ISEEF), quienes ponían también personal a cargo de la mantención por formar parte de dicho Centro.

El tiempo que les llevaría esta obra, cuyo Convenio se firmó ayer, sería de 8 meses, por lo que quizá a fin de año esté todo absolutamente terminado. Además, parecería que el dinero del Gobierno ya está listo, por lo que Gustavo Bordet lo giraría en estos días nomás y entonces la obra cobraría un vigor notable y un arranque “a todas luces”.

La reunión en el Anexo de la Municipalidad terminó 10.30 hs, y desde allí los mandatarios fueron al mismo Polideportivo. Y se lo sigue nombrando así porque va a ocurrir lo mismo que con la Gerardo Yoya, que le cambiaron el nombre y todo el mundo le dice Juan B. Justo y se lo seguirá diciendo. Como la Presidente Illia, donde nadie se saca de la cabeza que es Ruta 4. Ya en el Polideportivo, entonces, estuvieron viendo las obras como están ahora, paradas obviamente, y en qué punto quedaron.

También vieron el estadio, para medir bien su dimensión y todo lo que habría que hacer, y de paso vieron a los chicos de la Liga Social, ya que la Secretaría de Deportes los llevó a jugar allí para darle vida a la visita del Gobernador. Es que primero el mandatario iba a andar por allí, pero a última hora del viernes le dijo a Enrique Cresto que primero se quería reunir y firmar todo. Cambio de planes, pero los chicos igual jugaron.

En la reunión de ayer en el Anexo, en un momento fue llamado el Arquitecto Jorge Buffa quien encendió el televisor y se vieron diapositivas de cómo quedaría todo, lo que falta hacer y demás, por lo que el panorama se amplió total y definitivamente antes de la firma. Luego de su exposición fueron invitados a dejar la sala y al quedar los actores principales, luego de los “alegatos” del propio Intendente Cresto y el Secretario de Deportes ,Marcelo Cresto, el Gobernador Bordet asintió, pidió las carpetas y se firmó el Convenio, que parece poner fin a una historia tremendamente larga al menos con el Estadio.

Y es una gestión de Enrique Cresto, que si bien nada tiene que ver con aquella presentación de Urribarri en 1993 en la Liga, fue IMPULSOR TOTAL para que el Estadio se termine. Fue una promesa de campaña, cuando se le fue preguntando casi todas las veces sobre el tema, lo volvió a decir hace más o menos un año, y fue a la carga con todo este año con el proyecto, presentándoselo al mismo Bordet diciéndole “vamos a medias. El municipio hace un tremendo esfuerzo en poner 6 millones, el Gobierno pone 6 más y ENERSA tiene que poner otra parte, aunque menor.

Pero yo quiero que el estadio se termine, porque tendremos al lado el Centro de Desarrollo modelo de la Mesopotamia y uno de los más modernos del país, y el estadio tiene que estar acorde. Además, es una solución más para el fútbol, en un lugar importante de la ciudad”, le expresó Cresto palabras más palabras menos al Gobernador de la Provincia. Entonces, este Intendente le estaría poniendo fin a 25 años de historia inconclusa de un estadio que, obviamente, y como muchas cosas, tiene sus seguidores y detractores. Pero había (y hay) mucha desconfianza sobre su finalización, y ello parece que se corta desde ayer, por la firma de ese Convenio.

 PALABRA DE INTENDENTE 

En una breve charla, ya mientras descansaba un rato en su casa, el Intendente Enrique Cresto monologó haciendo un poco de historia sobre el Centro de Desarrollo Deportivo del NEA y el Estadio, y esto dijo: “Yo le contaba hoy al Gobernador el por qué se demora tanto lo del estadio. Porque el proyecto nuestro fue un proyecto integral. Arrancó cuando yo era Presidente de la Asociación de Atletismo, en el año 2008/09, donde empezamos primero por iluminar la Pista de Atletismo. Luego de ello, empezamos a hacer la sala de elementos con los vestuarios, al lado de la pista.

Después de ello empezamos a gestionar una pista de atletismo, lo que es una cancha de hockey y todas las otras instalaciones, y nos exigían, todas las instituciones, el ENARD, el CENARD, que tenía que estar cerrado, por lo cual cerramos el predio. Luego de cerrar el predio seguimos gestionando, si bien ya habían empezado las obras del Centro de Desarrollo, nos dijeron que no tenía que haber nadie adentro, entonces empezamos a hacer todo un proceso de trasladar las familias, charlar y explicarles de que no podían estar allí.

Y nos llevó un año conseguirle una vivienda a cada familia y tener el predio ya cerrado. A partir de ahora va a tener Seguridad las 24 horas y entonces ahí sí, lo que es el Gimnasio Cerrado, el que Bordet dijo que en 15 días se va a licitar de nuevo, lo que es la cancha de fútbol, donde se va a poder empezar a trabajar ya y a licitar en las próximas semanas. Pero es un Proyecto Integral de un Centro de Mediano y Alto Rendimiento de primer nivel, único en la Mesopotamia. Y también hoy se firmó por la Sub Estación, ya que donde está esa casita allí se construirá una Sub Estación para tener energía en todo el predio y no tener que usar grupo electrógeno”.

El Intendente Enrique Cresto, el Secretario de Deportes, Marcelo Cresto, y el entrenador Pedro Troglio, intercambiando ideas en pleno estadio.

Y faltaría, para terminar con todo este proceso, la Pileta Olímpica, que era una de las cosas que veníamos gestionando con Nación, y se frenó por el problema de McAllister y las piletas, pero eso ya no es culpa nuestra. Y por lo tanto, ahora hay que reflotar eso también para culminar con el Proyecto”, subrayó. Cabe recordar que el Proyecto Integral completo del Centro de Desarrollo Deportivo del NEA también es del Intendente Enrique Cresto, quien se lo presentó a Urribarri y mediante Nación comenzaron las obras, y más de la mitad fueron terminadas. Ahora se va por la culminación.

 UN POCO DE HISTORIA 

Pero solo un poco, y a grandes rasgos, porque si nos ponemos a repasar 25 años para atrás esto tendría que ser un libro más que unas páginas de diario. Pero trataré de apelar a mi síntesis, aunque es obvio que viví la historia y vienen un montón de cosas a la memoria.

Ya hablamos de aquella presentación en la Liga, la que nos asombró a todos, por la magnificencia de la obra, por la belleza que era (y es, porque todavía anda por ahí) la maqueta, que nos hizo poner orgullosos a todos los presentes en esa noche en Rivadavia 582.

Pero fue solo el envión, porque muy poco se hizo en mucho tiempo. Primero con aquel dinero (100 mil pesos, una muy buena plata) que habría venido para la continuidad de las obras, pero que nunca llegó. Un dinero que hizo que realmente la pasaran mal tanto Urribarri como Larrocca, aunque más este último, pero fue absuelto de culpa y cargo tras el relevamiento de pruebas que se hizo, obviamente.

Pero el estadio quedó allí, tirado, incólume, abandonado a su suerte. Pasaron los años, las promesas siguieron, que lo iba a ser el Gobierno, que luego lo tendría Arquitectura de la Provincia, pero nadie ponía manos a la obra. Por un momento, por gestión del entonces Gobernador Urribarri, máquinas de la empresa Malvicino (del fallecido ex presidente de Unión de Santa Fe) vinieron a hacer movimientos, pero duraron pocos días y por falta de presupuesto habrían abandonado la tarea.

Y a partir de allí, nadie tocó más nada hasta hace aproximadamente año y medio, donde el actual Intendente Cresto decidió limpiar el lugar, ante el advenimiento del Centro de Desarrollo del NEA y al menos que no lo tape el pasto, que no sea un gran baldío. Y en la mente estaba reflotarlo.

Con el tiempo, Larrocca dijo a los cuatro vientos “yo no me hago cargo del estadio, y quien quiera terminarlo en buena hora que lo pueda hacer”, y lo hacía desde el convencimiento de que era absolutamente imposible que de la Liga salga dinero para hacerlo, aunque como si fuese un fantasma para él, ni siquiera la gestión quería hacer. Tanto es así que obviamente no estuvo en ninguna reunión relacionada con el estadio. Creemos que tampoco va a felicitar a los que firmaron el Convenio para terminarlo, aunque tampoco va a criticar nada. Simplemente nada, silencio.

Además, hoy por hoy no pasa por un buen momento, por otro tema de público conocimiento, y por supuesto que no tiene tiempo de acordarse del estadio y demás. Simplemente trata de probar su inocencia en este actual caso, y es un derecho que lo asiste. Esperemos pueda terminar bien, si la justicia así lo determina.

Volviendo al tema del estadio, Urribarri también anunció su continuidad, con llamado a licitaciones que no se dieron. Y pasó su gestión y no lo pudo terminar, como creemos que lo hubiera querido y que seguramente giró su atención otros temas importantes de la provincia. Pero fue algo que impulsó él en su momento, junto a Larrocca y la gente de la Liga de aquel entonces, y que se potenció un par de años después con Ferro jugando el Torneo Argentino “A”.

Pero, lo cierto es que el “pobre” estadio siempre quedaba relegado. Hasta que las constantes consultas al Intendente Cresto, y hasta por ahí a un gobernador futbolero, como Bordet, hicieron que se reflotara la idea y se tuviera la voluntad y decisión de terminarlo, de darle la última mano para que se concrete. Quizá sin aquellas grandilocuentes pretensiones de 1993.

Sí, sé lo que está pensando amigo lector, esperemos a verlo terminado para terminar de creer. Y sí, porque hemos pasado varias historias, varias promesas, intentos, y el estadio no se terminó. Y no es por el hecho de que sea algo indispensable, algo que sí o sí necesitamos, sino que lo vemos desde el punto de vista de tantas manos y voces que no pudieron cumplir con su concreción.

Hoy esta luz asoma como un faro, como una guía indispensable, indisimulable para que ese estadio sea una realidad. No es por nada contra los políticos, contra nadie en es especial, obvio, sino para sepultar definitivamente tantos años de historia inconclusa. Nada más, nada menos. Y porque una Concordia tan futbolera se merece un espacio tan importante como ese estadio, aunque más no sea para trascender fronteras que también nos harán crecer.

Dejar un comentario