Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

¿Y…qué hacemos?

Este presente se tornó inseguro y no se observa propuesta o proyecto alguno, por eso me permito sugerir lo siguiente: Un menor de edad si no quiere estudiar directo a trabajar, es mejor que esperando para poder delinquir; Políticos que roban a la cárcel y además cumplir íntegras sus penas.

Los delincuentes deben tener cárcel donde trabajen a destajo con un ínfimo sueldo para que sepan lo que es vivir del trabajo, hoy estar en la cárcel sin hacer nada no es bueno para la sociedad. Las cárceles tienen que ser privadas y dar cuentas al Estado. Es importante para el país la inversión para educación, ciencia y tecnología, para poder crecer como país y como ente comercial.

Hay que respetar las leyes y quienes no las cumplan se los detiene y a la cárcel; La independencia fuera de la Ley crea más independencia en otros puntos del país. Un gobierno tiene que dejar de lado la hipocresía. Los reincidentes han tenido su oportunidad de cambiar y no han cambiado, por lo tanto, no merecen ese compromiso por parte del gobierno.

La eliminación de los criminales más peligrosos infundirá temor entre el resto de los delincuentes para seguir practicando sus fechorías. Es incompresible saber que tenemos el país con las tasas más altas de corrupción en el mundo, porque aquí no se castiga como se debe a los políticos corruptos.

La Constitución y las leyes tienen que establecer un tope salarial compatible con los otros funcionarios públicos y a partir de ahí, regirse por los aumentos en el sueldo mínimo del país, terminar con el manejo del dinero público con el abuso de los mega salarios donde sin corresponderse con la productividad ni menos con las soluciones para el pueblo, causa todavía más prejuicios al estado, pues un pueblo que se siente robado por sus líderes políticos pierde la percepción de lo que es correcto, justo, honesto y honorable.

Hoy necesitamos más que nunca, de mano de obra renovada y además, reformar esta contradicción hipócrita de la ley, que solo sirvió para crear estos jóvenes delincuentes que nunca trabajaron ni estudiaron se criaron viendo a su padre vivir sin trabajar y hoy salen de delinquir, ¿o no?

Adolfo Daniel Badaracco

Dejar un comentario