Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

¿Qué nos está pasando?

A nadie le interesa el diagnóstico o que le describan la situación, si como se incrementó el delito y una mayor violencia, por que no pasa solamente por una promesa de seguridad concreta, ni por aumentar penas o una mayor presencia policial. Ante este incremento se tiene que investigar de dónde salieron esos delincuentes, donde estaban, que hacían e ir a los lugares donde se presumen viven y allí se tendrá una respuesta, pero no lo hacen.

La corrupción está instalada en todos los niveles de la sociedad, desde hace muchos  años y nunca ha sido resuelto, por lo contrario se agrava día a día. La inseguridad, el aumento sostenido de la delincuencia, la violencia, el incremento en la percepción de inseguridad, el mal funcionamiento del Sistema de Seguridad y Justicia, junto al hecho de que no hay una clara orientación política y la sensación de impunidad que tiene el delincuente al no ser sancionado multiplica el delito al no tener pena facilita la creciente presencia de menores en el mundo de la delincuencia y en hechos que revisten gravedad.

Se ha perdido el más común de los sentidos que es el Sentido Común, realizan marchas; cortes de calles; paros docentes, paran los Bancos, todos reclamando algo justo, lo que no es justo es que a los únicos que perjudican es a  sus pares, gente como ellos que nada tienen que ver, por ejemplo quienes van a trabajar y los clientes de los Bancos, mientras que a los directos responsables de lo que reclaman no lo afecta de manera directa.

Si no volvemos a tener una convivencia como la de no hace muchos años, donde la reunión en derredor de la mesa familiar era infaltable a la hora de almorzar; donde los gurisitos tenían y disfrutaban del calor de hogar junto a sus padres; donde la televisión era más instructiva con serie que te hacían vivir gratos momentos y no hoy donde las novelas enlatadas solo maltratan a la mujer y los niños; donde los cómicos no tenían que disfrazarse de mujer para parecer cómico como hoy; donde cantar la canción patria era emocionante y un orgullo, no como hoy donde  una serie de estúpidos solo tararean la introducción; hoy no se tiene la posibilidad de elegir un programa de televisión porque todos los canales te imponen programas que solo se dedican a la vida privada de la farándula como si no hubiese temas más importantes e instructivos.

Entonces si no recuperamos algo de eso no quiero pensar en el futuro de nuestros gurises y lo que es peor aún del país en el que vivirán. Es así, ¿o no?       

Adolfo Daniel Badaracco

Dejar un comentario