Diario EL SOL Matutino Independiente (Concordia - Entre Ríos) "Un sello de calidad en la comunicación informativa"

El Verde tuvo una gran reacción para meterse en el Final Four

Estudiantes tuvo un segundo tiempo de ensueño ayer, para levantar un partido increíble ante Baurú y llegar a la semi de la Liga de las Américas. La charla de Victoriano en el descanso largo fue clave para una reacción impresionante.

El final del primer tiempo ayer fue clarísimo, Baurú le ganaba Estudiantes 47 a 34, y enseguida nomás que empezó el tercer cuarto fue 49 a 34. Pero…¿qué les dijiste Lucas Victoriano a tus jugadores en el entretiempo?. Porque a partir de allí el Verde hizo “crack” y la reacción fue IM-PRE-SIO-NAN-TE para llevar por delante al rival, doblegarlo y pasar a ganar en ese cuarto por ¡¡16 puntos!!, y luego el partido con una autoridad tremenda.

Anthony Smith fue la gran figura, porque fue imparable, porque hizo casi todo. Pero realmente cuesta anoche encontrar un punto bajo en la gran victoria por 93 a 88 que mete a Estudiantes en el Final Four de la Liga de las Américas, donde enfrentará nada menos que a San Lorenzo en la semifinal. Una epopeya de Estudiantes que dejó a los brasileños mirándose unos a otros y preguntándose “¿estos son los mismos que terminaron el primer tiempo?.

Porque Estudiantes hizo lo más simple (y difícil) que tiene el básquetbol, fue un equipo, un verdadero equipo, solidario y letal cuando tuvo que serlo. Así comenzó a construir una remontada increíble, inolvidable, lo que llevó a las lágrimas del final (Orresta fue uno que rompió en llanto), en el canto de los que viajaron de Concordia, en el abrazo interminable entre todos.

Antes, el primer tiempo, fue casi todo de Baurú que embocó casi todo lo que tiró, sobre todo en los tiros del perímetro, donde fue sencillamente letal. Y eso fue desgastando, lógicamente, a Estudiantes al que por el contrario no le salía nada, o casi nada. Y entonces las diferencias se fueron haciendo largas, para terminar en ese 47 a 34 donde se fueron al descanso.

En la segunda mitad, además de encenderse Smith, Tucker y ser vital Uranga con ese partido “silencioso” que siempre juega, el Verde jugó casi a la perfección con Vildoza y Orresta en el doble comando ,es decir jugando los dos bases y haciendo jugar a todo el equipo, y el equipo precisamente jugó, apretó marcas, fue efectivo y entonces todo lo anterior quedó atrás, ya que lo que no salía ahora sí y a Baurú le empezó a ser todo cuesta arriba.

Pero, a pesar de que es obvio que los jugadores son los que juegan, hay que detenerse en Lucas Victoriano, un entrenador que además de saber muchísimo tiene una ascendencia notable en el plantel. Porque la clave estuvo en el vestuario de ese entretiempo, donde el entrenador “lavó cabezas” y los hizo hacer el “crack” o el “click” necesario para empezar a torcer la historia. Sin duda que desde la llegada de este entrenador, con un pasado realmente histórico también en el básquetbol por jugar con la Generación Dorada, Estudiantes juega los partidos internacionales con otra cabeza.

Y a eso ya lo dijimos muchas veces, pero vale la pena repetirlo. Porque el Verde parece ir con “velocidad crucero” activada en la Liga Nacional, pero en el plano internacional saca a flote una especie de mística (como se tiende a decir ahora) como si tuviera muchos años jugando fuera de casa, y lo ha hecho solo dos veces: primero para ser Subcampeón de la Liga Sudamericana y ahora para obtener este súper histórico pase al Final Four de la Liga de las Américas.

Ya está, Estudiantes está entre los cuatro mejores de América. Pero…¿se puede decir “ya está” con este plantel?. No, definitivamente no. Porque el presupuesto sin duda que es el más chico de todos, pero el corazón es mucho más grande que el de muchos. Gracias Estudiantes por otra alegría, porque ayer la ciudad se expresó en todos los ámbitos dando a entender que los televisores estallaron alentándolos desde aquí.

El Verde sigue haciendo historia, casi podríamos decir que milagros. Con jugadores que ponen el alma y mucho más, pero con un técnico que les saca lo mejor. Sí, por eso es otra Victoriano de América.

 LA SÍNTESIS 

 Parciales: 
BAU – EST
25 – 15
22 – 19 (47 – 34)
15 – 31 (62 – 65)
26 – 28 (88 – 93)

 Baurú de Brasil (88):  Kendall Anthony (13), Gabriel Galvanini (0), Alex Garcia (10), Rafael Hettsheimeir (20) y Renan Lenz (9) (FI); Eduardo Machado (12), Shilton Dos Santos (0), Isaac Goncalves (7), Stefano Pierotti (2), OsvaldasMatulionis (5) y Michael Uchendu (10). DT: Demétrius Conrado Ferracciú

 Estudiantes (93):  Sebastián Orresta (8), Jasiel Rivero (13), Anthony Smith (27), Clay Tucker (20) y David Doblas (13) (FI); Leandro Vildoza (4), Mateo Bolivar (0), Sebastián Uranga (3), Emilio Domínguez (5), Iván Catani (0) y Alejandro Zurbriggen (0). DT: Lucas Victoriano.

Ahora el Verde participará del Final Four, enfrentando a San Lorenzo el 24 de marzo con sede a confirmar. La otra llave la disputarán Regatas y Mogi Das Cruzes, los vencedores de ambos partidos jugaran la final al día siguiente.

Dejar un comentario